1987 – La primera Intifada

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Los palestinos cansados de la ocupación y opresión, empiezan a organizar resistencia a escala masiva. Mientras la continua represión fue el catalizador para el levantamiento de las actividades de resistencia, un incidente que involucraba un Jeep en Gaza actuó como la gota que derramó el vaso.

Protestas y métodos de desobediencia civil comenzaron a extenderse como fuego incontrolado. Los campos de refugiados se convirtieron en centros para la actividad de la resistencia y en Aida toques de queda y balaceras pronto se convierten en algo común. En Beit Sahour a la vuelta de la esquina, los residentes se rehúsan a pagar impuestos e israel los castiga con demoliciones y asedios.

El costo de la resistencia es alto; soldados, balaceras, arrestos masivos son ahora sucesos de todos los días. Y nadie está a salvo – de acuerdo a un estimado de la rama sueca de Salven a los niños, tantos como 29,000 niños requirieron tratamiento médico por heridas causadas por palizas de los soldados israelíes durante los primeros dos años sólo de la Intifada. Cerca  de un tercio de ellos era de diez años o menos.

Tus hijos ya están grandes. Tu segundo hijo, Moosa, está a principios de sus veintes. Como joven palestino que sólo ha conocido la ocupación, Musa está entusiasmado por unirse a la resistencia.

Particularmente hoy hay enfrentamientos violentos ocurriendo cerca y él debe unírseles con algunos amigos del campo.

Tú decides…

Detener a tu hijo para que no se una a la resistencia                    Dejarlo unirse a la resistencia