El siguiente artículo es parte de una publicación escrita, compilada y preparada por Sonja Karkar del movimiento “Australianos por Palestina”, publicado en octubre de 2010. Está disponible en inglés en http://www.australiansforpalestine.net

Artículo II, Convención Internacional para la Supresión y Castigo de los Crímenes de Apartheid, Asamblea General de las Naciones Unidas Resolución 3068, 30 noviembre 1973.

Un excelente estudio elaborado por el Consejo Sudafricano de Investigación de Ciencias Humanas – Ocupación, Colonialismo. Apartheid? Una revaloración de las prácticas israelíes en los territorios ocupados de Palestina bajo las leyes internacionales, mayo, 2009 www.hsrc.ac.za

Cínica propaganda israelí en el Muro de Separación  en los Territorios Ocupados

“… el ‘crimen del apartheid’ … se aplicará a los siguientes actos inhumanos cometidos con el propósito de establecer y mantener dominio de un grupo de personas sobre otro grupo racial de personas que sistemáticamente son oprimidas…”

El régimen israelí sobre el pueblo palestino es equivalente al apartheid precisamente porque manifiesta muchas de las principales características del crimen definidas por el derecho internacional:

1. Discriminación racial contra la población palestina nativa, que se convirtieron en ciudadanos del estado de Israel, fue formalizada e institucionalizada a través de la creación por ley de la “nacionalidad judía”, que es diferente de la ciudadanía israelí. No existe una nacionalidad “israelí” en Israel, y la Corte Suprema se ha rehusado persistentemente a reconocerla como si fuera a terminar el sistema de supremacía judía en Israel. La Ley de Retorno de 1950 da derecho a todos los judíos – y sólo a los judíos – a los derechos de los nacionales, concretamente a entrar a “Eretz Yisrael” (es decir, a Israel y a los OPT [por sus siglas en inglés Occupied Palestinian Territories] Territorios Ocupados Palestinos) e inmediatamente disfrutar derechos políticos y legales completos.

2. En 1952 la Ley de Ciudadanía [40] ha creado dos niveles en el sistema legal donde los judíos tienen la nacionalidad y ciudadanía, mientras que el resto de los ciudadanos palestinos nativos tiene sólo la ciudadanía. [41] Bajo la ley israelí el estatus de nacionalidad judía está acompañado de derechos de primera clase y beneficios que no son concedidos a los ciudadanos palestinos.

3. El estatus de Ley de Israel de 1952 autoriza a la Organización Mundial Sionista/ Agencia Judía y a sus subsidiarias, incluyendo al Fondo Nacional Judío, a controlar la mayoría de la tierra en Israel, para el beneficio exclusivo de los judíos. [Esto] constituye una forma institucionalizada de discriminación, porque estas agencias por definición negarán el uso de estas propiedades a los ciudadanos no judíos del Estado.

4. El regreso de refugiados palestinos y de Personas Desplazadas Internacionalmente (IDPs por sus siglas en inglés), como es requerido por el derecho internacional, ha sido prevenido por medio de fuerza y legislación simplemente porque no son judíos. Los refugiados palestinos fueron “desnacionalizados” y convertidos en refugiados apátridas.

(Extracto de “Nuestro momento Sudafricano ha llegado” por Omar Barghouti, miembro fundador de la campaña BDS, 18 de marzo 2009)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s