Hamás y Abbás impulsados por la desesperación

Publicado: 4 junio, 2014 en La cruenta historia de Palestina
Etiquetas:, , , , ,

por Abdel Bari Atwan en Electronic Intifada                                                                Trad. Pamagal

Nota en inglés: http://electronicintifada.net/content/hamas-and-abbas-driven-together-desperation/13437

El gobierno de consenso nacional que tomó el juramento del cargo ante el líder palestino Mahmoud Abbás puede ser que hoy salve a Hamás de su sofocante crisis financiera y la pesada carga de administrar Gaza, pero al mismo tiempo debilitará el movimiento y llevará a una crisis interna en un futuro previsible.

No cabe duda de que el estado de sitio que el movimiento ha experimentado durante el año pasado, desde que un golpe militar removió al presidente electo egipcio, Muhammad Morsi, ha puesto a Hamás en un profundo hoyo debido al casi permanente cierre del Cruce de Rafah, la destrucción de más de mil túneles que eran el salvavidas de la economía de Gaza, y debido a la despiadada campaña egipcia en medios de comunicación en contra suya.

Hamás ha puesto todos los huevos en la canasta de Abbás, dándole todas las concesiones que ha querido. Pero la canasta de Abbás está llena de hoyos y el también está enfrentándose a una severa crisis después del fracaso de su estrategia en las negociaciones con Israel. Como Hamás, él está simplemente saltando del sartén al fuego.

Cuando digo que Hamás ondeó la bandera blanca y cedió ante todas las condiciones y demandas de Abbás, me refiero a que abandonó las tres principales carteras: primero, el ministerio del exterior – Hamás había rechazado que Riyad al-Maliki continuara en ese papel pero aceptó después de que Abbás insistió. Segundo, estaba el ministerio de asuntos religiosos – Hamás intentó proponer a un candidato diferente del seleccionado, y finalmente el ministerio de asuntos de detenidos, el cual Abbás abolió bajo la presión de Israel y los estadounidenses.

Por tanto, uno no puede describir esto como un “gobierno de consenso nacional” por más que se estire la imaginación – a pesar de la bienvenida que le dio Hamás a su toma de posesión, en el último momento. Más bien es el gobierno de Abbás y de su autoridad. Los cuatro ministros de Gaza, todos ellos independientes, no tuvieron permitido viajar a Ramallah para la ceremonia de juramento, excepto por Ziad Abu Amra, el ministro de cultura que ya estaba en Ramallah.

Es difícil ser optimista acerca de la habilidad de este gobierno para alcanzar la más grande responsabilidad que es organizar elecciones presidenciales y legislativas para el fin del periodo de seis meses en que está previsto que tomen lugar. La razón mayor es la amenaza de Israel de no reconocer o tratar con el gobierno, excepto tal vez a cambio de un enorme precio: que abandone Abbás sus condiciones para regresar a la mesa de negociaciones, incluyendo la liberación del cuarto grupo de prisioneros y el congelamiento de los asentamientos.

La declaración contradictoria de los líderes y voceros de Hamás en las horas finales antes de que el gobierno jurara revelan la confusión dentro de los rangos del movimiento. También revelan las claras divisiones entre dos facciones – una que desde el inicio del proceso de “reconciliación” se opuso a darle, nuevamente, las llaves del gobierno a la Autoridad Palestina en Ramallah y crear un gobierno de consenso de acuerdo a las condiciones de Abbás, y otra facción que vio que dada la severa crisis financiera y el estado de sitio, Hamás tendría que dejar la oficina y regresar a la situación que tenía antes de 2007, cuando tomó el poder en la Franja de Gaza.

Tal vez es muy pronto para dar un juicio sobre la elección de Hamás, pero no hay duda de que Abbás dictó todas las condiciones y puso una pistola en la cabeza de Hamás. Les dijo, o aceptas o pongo una bala en el acuerdo de “reconciliación”. Hamás, o al menos la facción predominante dentro de ella, prefirió aceptar los términos de Abbás, dejando de lado todas las objeciones del movimiento.

Escritor y radiodifusor Abdel Bari Atwan, es el fundador de Rai al-Youm, donde esta columna editorial fue publicada primero en árabe. Es ex editor del Al-Quds Al-Arabi con base en Londres, y es autor de varios libros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s