Una corta historia de la impunidad israelí
El Estado paria

por Evan Jones                                                                        Trad. Pamagal

Evan Jones un economista político jubilado de la Universidad de Sidney.

Artículo original en inglés   http://rantosaurus2.wordpress.com/2014/08/03/history-of-israeli-impunity/

El triunfo del Rambo Tribal

Israel tiene una envidiable base de admiradores conformada por personas y grupos de otros países. Es más evidente en las agrupaciones que se filtran en las jerarquías de los organismos ‘representativos’ de la comunidad judía nacional. Sin el apoyo de estos organismos, la barbarie en curso de Israel hacia el pueblo palestino terminaría de la noche a la mañana.

Pero también hay una larga lista de subalternos, soldados de a pie, que se encargan de las cartas de páginas impresas y de los sitios de los medios de comunicación en defensa del Santo Israel. Ellos son particularmente hostiles con los desertores de la etnicidad judía. El famoso australiano anti sionista Antony Loewenstein es un buen ejemplo. Su propio momento Damasco llegó cuando los sospechosos usuales soltaron otro torrente de bilis en el momento que Hanan Ashwari, funcionario palestino senior, fue galardonado con el Premio de Paz de Sidney en 2003. Por su valentía y franqueza, Loewenstein ha sido el receptor constante de la detestable agresión de los porristas de Hasbara. Buscar el epíteto “ auto-odio judío”.

Una dimensión extraordinaria del Rambo tribal ha sido la simultánea marginación sionista y la apropiación del judaísmo. Menuhim, molesto, lo llama ‘Judaísmo Napalm’. El libro Decadencia de Menuhim es una extensa disertación precisamente sobre este asunto:

‘Avanzando, evolucionando, el judaísmo universal y espiritual, que fue el núcleo del código de ética judeo-cristiano, ahora se está convirtiendo en una herramienta, en un sirviente del nacionalismo “judío”, para que los mandamientos éticos No matarás, No robarás, No codiciarás, sean transformados en una poco ética, primitiva y tribal “Alianza del Pueblo Elegido” e “Israel Primero.” …

La estrechez mental, el tribalismo y patrioterismo del nacionalismo “judío” contemporáneo engendrado y cuidado por Ben Gurión y su junta, es una de las grandes tragedias de los judíos y del judaísmo de nuestro tiempo. Aquí es donde la verdadera degeneración causó estragos en un pueblo antiguo civilizado y ético e universal.’

Menuhim finaliza su libro con un extenso cri de coer (grito del corazón) en relación a la dirección de su amado Consejo Americano para el Judaísmo. El ACJ1 fue fundado por el alemán, con influencias reformistas, Rabbi Elmer Berger en 1942 como cabeza de playa2 anti sionista. En agosto de 1968 varios directores de la ACJ indujeron a la expulsión de Berger del Consejo. Un poderoso maremoto sionista siguió de la fácil victoria israelí en la Guerra de junio de 19673, y ese fue de hecho el fin del ACJ como una fuerza antisionista en EEUU.

La actual hegemonía del AIPAC4y las organizaciones judías con ideas afines relegaron al ACJ y a su orientación a la historia antigua.

Esta experiencia de traición ha sido recientemente expresada, correctamente con furia, por Norman Pollack, el 24 de julio:

“…expresando mi repugnancia por los crímenes de guerra cometidos por Israel, por costumbre, en la judería mundial. El representante (israel) de los judíos y la religión, conduce, por tanto, a sentimientos de vergüenza, enajenación y traición, que mi religión, herencia ancestral y crianza, podría distorsionar tanto el significado del judaísmo como lo he conocido y amado…’

Sin embargo, en este largo proceso de degradar al judaísmo por razones de estado, Israel ahora está buscando de las Naciones Unidas (similarmente denigrado por el desprecio judío) un acuerdo para el reconocimiento del Yom Kippur5 por la ONU como ¡un día de fiesta global! Israel ha cortado el listón de la desfachatez.

Un fenómeno curioso de querer estar en misa y procesión al mismo tiempo es el sistema escolar de la fe judía en Australia (tal vez en otras partes). En su Misión6, no es inusual encontrar un compromiso tanto para inculcar lo judaico (lectura, universalidad) valores morales y (aparentemente sin cuestionar) apoyo a Israel. Algunos ejemplos:

‘Nuestro propósito es cultivar en nuestros estudiantes un sentido apasionado de identidad judía, un sentido de pertenencia a la comunidad judía mundial con lazos especiales a la comunidad judío australiana y al estado de Israel. … Construimos un sentido de pertenencia y cooperación al promover respeto mutuo, de acuerdo con nuestra creencia en los ideales de libertad de religión, de expresión y asociación, paz, apertura, tolerancia y justicia social.’ (Colegio Sholem Aleichem, Melbourne)

‘Nos esforzamos por fomentar el pensamiento crítico, los intereses culturales, la tolerancia, la responsabilidad social y la auto disciplina. … Moriah no sólo aspira a alcanzar la excelencia en los estándares académicos, sino que mantiene y promueve entre sus estudiantes una conciencia y sentimiento por las tradiciones judías y éticas, un entendimiento y compromiso positivo a un judaísmo ortodoxo e identificación con y amor por Israel’ (Moriah College, Sydney)

BialikCollege (Melbourn) es de especial interés. La primera escuela judía establecida en Australia, en 1942 (de Wikipedia) ‘…desde sus inicios fue pensada como escuela sionista, con el establecimiento del estado de Israel, fundamental para su identidad’. De su Misión:

‘La importancia de Israel: Somos una escuela sionista que inculca el amor por Israel. Reconocemos la importancia crucial de Israel y del hebreo para el pueblo judío. Apoyamos a Israel y estamos comprometidos con su bienestar.’

Bialik College es la escuela de la que un Ben Zygier se graduó como un consumado estudiante. Evidentemente tomó de corazón los valores escolares – terminó yéndose a Israel y empleándose en la inteligencia israelí. Zygier murió, en turbias circunstancias, en una celda de alta seguridad en diciembre de 2010 – parece que el amor incondicional por Israel puede tener sus desventajas. Bialik lleva a toda la clase del año 10 a Israel por 6 semanas. Este año, la clase está viajando vía China para tener una experiencia multicultural. Una visita a Gaza, como una potencial ubicación para el ‘Bialik multi comunitario incluido’, parece no estar en el itinerario.

Tal vez la reflexión más triste del Rambo Tribal es la compulsión del pueblo judío, ciudadanos de distintos países, que van y se unen al IDF(Fuerzas de Defensa Israelí), para participar voluntariamente en la represión en curso como una fuerza de ocupación y en asesinatos en masa a un pueblo sometido. Aquellos que han dejado ambientes confortables para convertirse en jihadis7 para asesinos islámicos armados en el Medio Oriente son (con razón) vistos como inestables, tal vez dementes. Aquellos que se convierten en jihadis para la limpieza étnica de Israel son etiquetados como vigorosos, valientes , ‘héroes anónimos’.

Lo tribal involucra la supresión de la moral rectora y la integridad (indefinida y difusa) de la persona por la cómoda cercanía de la solidaridad y la aceptación. Uno puede entender cómo pasa, y es mantenido, ¿pero a qué costo?

Siendo un compulsivo lector de los periódicos y las secciones de cartas al editor, una carta en particular del Sra. X, en el Melbourne Age, el 19 de julio de 2005, permanece como una experiencia transcendente:

“Junto con otros australianos de mentalidad progresista de descendencia judía, firmé una petición de apoyo para la auto-determinación de Palestina en 2001. Respaldar la petición es uno de los muchos empeños para apoyar a cualquier pueblo, sin importar su raza o religión, que luchan contra la ocupación, el desposeimiento y la opresión. Tales luchas incluyen al pueblo de Palestina en contra del estado de Israel, el pueblo de Iraq en contra de los EEUU y sus aliados, los Saharauis en contra de Marruecos y los de Timor Oriental en contra de Indonesia.

Estos poderes estatales son de diferentes tradiciones religiosas pero están unidos por usar la política de hegemonía como terrorismo estatal. En 2001 la petición fue publicada tanto en los principales periódicos como en los judíos. Esta semana me dijeron que no asistiera al funeral de una tía abuela porque ‘mi nombre aparecía en las noticias [australianas] judías apoyando a Palestina.’

Ahora que tengo la estrella roja de Marx sujeta a mi pecho, ¿qué significa? ¿Soy ahora una no-judía o simplemente soy una auto-odio? O tal vez mi herencia judía me hace apreciar más intensamente las trágicas consecuencias del racismo y la opresión.”

Nueve años más adelante la postura de la Sra. X y sus relaciones familiares permanecen desconocidas. Un resuelto puñado de judíos anti sionistas australianos se enfrentan a los medios sociales de comunicación (por default de exclusión del MSM). Mientras tanto la infinidad de organizaciones “oficiales” judías en Australia siguen siendo funcionarios aferrados a un estado extranjero patológicamente criminal.

Comprando gobiernos, estableciendo impunidad

Israel tiene un incontable número de gobiernos arrastrados. En las ‘democracias’ (Gran Bretaña, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Francia, etc.) no importa qué partido esté en el poder, Israel tiene a ese país remolcado. Algunas naciones (notablemente Australia) son serviles indirectamente a través de su servilismo a EEUU.

Israel posee a EU, de pies a cabeza. El 17 de julio, los 100 senadores votaron por una resolución de apoyo a Israel ‘se defiende a sí mismo sin provocación (sic) en contra de ataques de cohetes’. Más allá del servilismo abyecto, es un acto traidor y criminal. Más allá de los armamentos que fluyen desde los EU para la continuación de la masacre, el mendigo Israel continúa disfrutando de billones de dólares cada año cortesía de los desafortunados contribuyentes de EU. Voces críticas a Israel en el Congreso (Cynthia McKinney, Paul Findley, etc.) perdieron su cargo porque el Lobby financió a sus oponentes, brindando una clara advertencia a cualquier candidato que busque el cargo de supuestamente representar (una idea singular) al público americano. A pesar del soborno anual, los EU no reciben nada a cambio. Israel trata a EU como a su recadero. Por consiguiente el secretario de estado John Kerry es forzado a irse con las manos vacías en los intentos de un ‘acuerdo de paz’ con Israel, posteriormente, despreciando a Kerry como débil. Lo que por supuesto es, por ser el producto de una estructura política que no va a cortar los fondos.

Joel Kovel (Overcoming Zionism, 2007) enlista algunos eventos clave en los que las acciones de Israel han dañado significativamente los intereses de EU. Continúa:

‘Al igual que en el asesinato de Rachel Corrie8, manifiestan un circuito de auto fortalecimiento, que comienza con un desprecio sin sentido por los principios ordinarios de humanidad y termina otorgando impunidad para el estado “especial”, el cual, envalentonado, comienza el circuito nuevamente. El mismo patrón obtiene a lo largo de todo el patrón de la historia de Israel, más notoriamente en el desprecio de los registros de las resoluciones de la ONU concernientes a la Ocupación de Palestina.’

Recordemos que la editorial University of Michigan Press tuvo una crisis con este libro, después de ser atacada por el Lobby, sobre su contrato para distribuir publicaciones de Pluto Press Publications en EU. Y Kovel fue posteriormente despedido de su trabajo de enseñanza en el Bard College. Recordemos también a Norman Finkelstein, despedido de la DePaul University por el desmantelamiento forense que hizo de la narrativa de la Hasbara. El complemento necesario de la Hasbara es el intento de censura y silenciamiento de su exposición como una empresa fraudulenta.

Kovel se da cuenta de que la única vez en la cual Israel no se salió con la suya es en el actual encarcelamiento en EU del espía de Israel, Jonathan Pollard9. Así tenemos un sórdido escenario: Israel tratando de chantajear al presidente Clinton sobre el asunto Lewinsky para que liberara a Pollard y este pudiera disfrutar de las comodidades de la residencia de un héroe en Israel. (¿Cuántos en el Congreso han sido chantajeados de forma similar?) Esta atípica obstinación de EU constituye una afrenta intolerable a un estado acostumbrado a satisfacer sus ambiciones sin excepción.

Es sintomático de esta mentalidad el hecho de que Israel puede robar o falsificar pasaportes nacionales para usarlos en su espionaje o sus actividades de falsa bandera. Los estados siguen siendo cobardes frente a esta ilegalidad.

¿Y el futuro?

Aunque habla de la castración de la ‘izquierda’ americana en particular, Kove articula bien el actual impasse y sus implicaciones más amplias:

“La aceptación de la naturaleza ‘especial’ de Israel, con frecuencia se manifiesta en una apelación a lo terriblemente que han sufrido los judíos, esto va de la mano con la devaluación de las víctimas de Israel y la minimización de sus crímenes. Dado el indiscutible hecho de que la conquista de Palestina por Israel se difunde en todo el mundo y pone en marcha tanto odio y desorden, la incapacidad de los progresistas en la superpotencia mundial de enfrentarse al sionismo arrastra todo lo que hacen, y hace imposible hacer un frente eficaz tanto en la guerra como en la paz.

Algo que es realmente especial acerca de Israel es su continuo enfrentamiento moral. Una aparente lucha eterna sobre el acto inmoral y su justificación lo acosa a cada paso. Esto tiene ramificaciones interiores que cortan el corazón del proyecto sionista.”

La dura realidad es que el ‘continuo enfrentamiento moral’ de Israel es una atribución sólo para aquellos que aún poseen un gen de moralidad y por tanto

son propensos a la indignación. Israel tiene todos los ases. Posee casi poder absoluto, por las razones esbozadas anteriormente. Ninguno de los pilares fundamentales que apuntalan ese poder – estados nacionales, lobies nacionales – han sucumbido un ápice ante la escalada de muerte en Gaza. No ha habido un mea culpa entre los defensores de siempre. La Hasbara va con todo, los medios principales a su disposición y los soldados de a pie inundando los medios sociales.

Es de relevancia que la situación en Medio Oriente nunca ha sido más favorable a la hegemonía regional de Israel. Arabia Saudita y Egipto, dos tiranías distintas con sus propias agendas, son firmes aliados de Israel. Irak ha sido convenientemente desmembrado – el proceso perseguido por EU predominantemente y en primer lugar por los intereses de Israel. Siria está en proceso de ser desmembrada. Igual, el caos inducido por EU en Ucrania ha forzado convenientemente la atención Rusa lejos de Siria. Jordania es ahora un sátrapa de EU/Israel. Irán está cojeando por las sanciones que lo incapacitan, otra vez por intereses israelíes. Sólo Hezbollah permanece desencadenado – y ese ‘impedimento’ está siendo atendido actualmente.

Gaza está viviendo, ha estado viviendo, una pesadilla. Los residentes de Cisjordania también, aunque en menor medida. La diabólica realidad es que en el presente las fuerzas capaces de llevar a Israel a obedecer carecen del gen moral necesario en su ADN.

Por esto la apremiante y urgente responsabilidad de facto del mundo – Boicot, Desinversión y Sanciones. En el presente Israel no experimenta ‘enfrentamiento moral’. El enfrentamiento efectivo debe venir de manera tangible.

Epílogo: Salvando al idioma mismo 

Otra pérdida, por la maquinaria de la Hasbara israelí, ha sido el mismo lenguaje. Por supuesto el lenguaje es esencialmente un vehículo de manipulación con propósitos de persuasión – encarnado en la Retórica personalizada que viene desde la Época Clásica hasta las sólidas técnicas de propaganda industrial concebidas en el invernadero de la Primera Guerra Mundial y desde entonces impuestas sin escatimar esfuerzos en la desafortunada población (gracias Edward Bernays10).

Hay una dimensión de la propaganda en la estructura del lenguaje que ha sido

intensamente exitosa, porque se ha aplicado de manera total y reproducido subliminalmente. Ha sido en los recursos lingüísticos por los cuales un mundo dual se ha fabricado del “nosotros” contra “el otro”. La propaganda bélica se adapta naturalmente en el medio.

Es en el ámbito de la creación del apoyo popular para (o el amortiguamiento de la oposición a) el Imperio que el lenguaje de la dualidad ha sido más exitoso. Así, Gran Bretaña al pintar el globo rojo, estaba comprometido en una misión “civilizadora” de la humanidad. El empuje imperial de EU, asistido masivamente por la maquinaria de propaganda sin precedentes de la Guerra Fría, era más bien un ejercicio de exportación de la ‘libertad’ a los diversos oprimidos.

Así nosotros mamamos de la leche materna las verdades de los buenos contra los malos, nosotros contra ellos. Este credo, infundido a priori e incrustado en nuestro idioma, ha socavado considerablemente nuestra capacidad para la percepción y el procesamiento racional de la información. De este modo podríamos descubrir, sin duda por casualidad, que los gobiernos de EU han derribado al gobierno extraño, aquí, allá y en todas partes, pero tal materia prima se deja como disonancia en nuestra heredada caja de herramientas mental y lingüística, y es fácilmente desechada como un incomprensible ruido blanco. El artículo reciente de Ron Jacob, ‘EU y el Excepcionalismo israelí’ del 15 de julio, destaca precisamente este punto:

Con los buenos/malos dualidad programada mentalmente, siempre impidiendo las facultades críticas, aparece la Hasbara, elevando la manipulación del lenguaje a un nuevo plano. Se trata de un salto cualitativo. Moverse más allá de la dificultad de ver la paja en el ojo propio, la Hasbara cambia drásticamente las convenciones lingüísticas. Negro se convierte en blanco, el mal se traduce en justicia. Víctimas de la limpieza étnica criminal se convierten en terroristas.

Las convenciones del lenguaje salen completamente. Los asesinatos masivos son auto defensa. El Gran Muro es una barrera o una mera cerca. La apropiación de tierras son reubicaciones voluntarias en los territorios disputados. Y como maestro de sesgo positivo para la mafia israelí tenemos a Mark Freberg/Regev11 – desafortunadamente una exportación australiana. La cabeza da vueltas. Es casi imposible pensar con claridad. La boca se abre por incredulidad.

Cuando Israel sea finalmente llamado a dar cuentas, los optimistas que roban la determinación y la maquinaria de la Hasbara sean enterrados, tal vez podríamos ser capaces de recuperar nuestro idioma y usarlo para fines, aunque oxidado por falta de práctica, impulsados tanto por la razón como la moralidad.

 

Ningún pueblo en ninguna parte del mundo aceptaría ser expulsado de su propio país; ¿cómo es que cualquiera demanda que el pueblo de Palestina acepte un castigo que nadie más toleraría?”
 Bertrand Russell

 

  1. Acrónimo en inglés American Council for Judaism. (N. de T.)

 

  1. Cabeza de playa es un término militar y lo que significa es línea defensiva. (N. de T.)

 

  1. Se refiere a la Guerra de los Seis Días y la victoria israelí. (N. de T.)

 

  1. Acrónimo en inglés American Israel Public Affairs Committee: Comité de Asuntos Públicos América Israel. Es un poderoso grupo de cabildeo en EU. Su objetivo es sacar los asuntos importantes para Israel en EU y en el mundo. Tiene mucho poder y mucho dinero; así, puede comprar conciencias y arreglar discusiones a su favor. (N. de T.)

 

  1. Una celebración que más parece sarcasmo judío. Resulta que esta festividad trata sobre la ¡expiación y arrepentimiento! (N. de T.)

 

  1. La misión de la escuela es decir, el conjunto de objetivos generales y principios de operación. (N. de T.)

 

  1. La palabra “jihad” significa resistencia o lucha. Esta puede tratarse de una lucha espiritual, pero en general tiene un significado militar. (N. de T.)

 

  1. Activista estadounidense que murió aplastada por un buldózer israelí, mientras protestaba contra las Fuerzas de Defensa Israelíes en la Franja de Gaza. (N. de T.)

 

  1. Espía para israel, fue capturado junto con su esposa y condenado a cadena perpetua en 1987. Hasta 1998 , israel aceptó que Pollard fuera su espía. En 1995 le otorgó la ciudadanía israelí y ha buscado insistentemente conseguir su liberación. (N. de T.)
  2. Judío austriaco (1891-1995) inventor de la teoría de relaciones públicas, además de sus aportes en el entendimiento y persuasión de la opinión pública.
  3. Judío australiano que se fue a vivir a israel y es portavoz del ministerio de asuntos exteriores de israel.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s