Qué ha significado el sionismo para los palestinos

Publicado: 2 mayo, 2016 en Israel-sionismo = racismo, La cruenta historia de Palestina
Etiquetas:, , , , , ,

señor

Nota original en inglés Middle East Monitor

Por Ben White   29 abril 2016                                                                                         trad. Pamagal

“SI HAY OTROS HABITANTES AHÍ, DEBEN SER TRANSFERIDOS A OTRO LUGAR. DEBEMOS QUEDARNOS A CARGO DE LA TIERRA. TENEMOS UN IDEAL MÁS GRANDE Y NOBLE QUE EL DE PRESERVAR A VARIOS CIENTOS DE MILES DE ÁRABES FEFAYINES.”

MENAHEM USSISHKIN, PRESIDENTE DEL FONDO NACIONAL JUDÍO, 1930

Por el momento hay muchas discusiones sobre el sionismo: cómo definirlo, qué significa ser antisionista y si eso equivale a ser antisemita, y otras cuestiones. Pero ha habido una ausencia destacada e instructiva en estos debates: una comprensión de lo que ha significado el sionismo para los palestinos.

Pero primero consideremos algunas definiciones de sionismo que han sido sugeridas recientemente.

En la Radio 4 de la BBC a principios de abril el periodista del The Guardian, Jonathan Freedland definió a un sionista como alguien que no es “ni más ni menos que alguien que apoya la existencia de un hogar judío en Palestina”, antes de aclarar que él específicamente quería decir un “estado judío en Palestina”. Para el columnista del Times, David Aaronivitch, “el sionismo sólo está apoyado en la idea de un estado judío.”

Screen Shot 2016-05-01 at 20.23.26

Mientras tanto, un cambio propuesto en las reglas del partido laborista que es defendido por el Movimiento de los Trabajadores Judíos declara: “En el sionismo no hay otro concepto que el de la expresión básica de la identidad nacional del pueblo judío, algo a lo que todas las personas tienen derecho.”

De acuerdo al director del grupo de cabildeo pro-israel BICOM, James Sorene, “El sionismo es el movimiento de liberación nacional del pueblo judío.” En otra parte el BICOM ha sido conciso: el sionismo es un “movimiento nacional para la autodeterminación y liberación de los judíos.”

Observen qué tantas de estas definiciones son simplemente explícitas y asertivas : “ni más ni menos”, “sólo”, “no hay otro concepto que”. En otras palabras, no hagas ninguna otra pregunta. No compliques las cosas. Y sobre todo, no menciones a los palestinos.

Tomen un artículo publicado en las últimas 24 horas sobre “¿Cuál es la diferencia entre anti-semitismo y anti-sionismo?”Aunque la pieza refleja una variedad de opiniones, las referencias a los palestinos (y menos citando a uno) son pocas y muy separadas unas de otras.

Lo más a lo que se llega es a esto: “Algunos anti-sionistas dicen que el sionismo en sí es una ideología racista, por como, según su opinión, el pueblo palestino ha sido tratado por el estado israelí.” Pero hay un completa falta de detalles. ¿Cómo son tratados los palestinos por el estado israelí?

O tomen esta sección del 1’s Newsbeat Radio de la BBC, que intenta definir términos tales como el antisemitismo o antisionismo. “Después del holocausto, al pueblo judío se le asignaron tierras para asentarse. Ellos consideraron a la región de israel como su patria. Sin embargo, muchos de los pueblos árabes que ya estaban viviendo en Palestina y en los alrededores lo encontraron injusto.”

¿Qué es lo que encontraron injusto? Las objeciones palestinas no son explicadas, y por tanto parece irracional o aun prejuicioso.

Entonces, recordemos algo elemental de la historia. En 1897, cuando el primer congreso sionista se llevó a cabo en Basilea, la población palestina era aproximadamente 96 por ciento árabe y 4 por ciento de judía. En la época de la Declaración Balfour en 1917, los judíos aun eran menos del 10 por ciento de la población de Palestina.

Así, mientras el sionismo puede haber sido concebido como un movimiento para la auto determinación de los judíos – y como hemos visto, así es como ciertamente es presentado hoy en día – en la misma Palestina, la creación de un estado judío contradice directamente los principios de la auto-determinación.

Los activistas sionistas sabían esto, por supuesto. La Organización sionista en Londres, en los primeros días del Mandato Británico, dijo que el ‘problema’ con la democracia es que

COMÚNMENTE SIGNIFICA QUE LA MAYORÍA GOBIERNA SIN CONSIDERAR LAS DIVERSIDADES DE TIPOS O ETAPAS DE CIVILIZACIÓN O DIFERENCIAS DE CALIDAD…SI LA ARITMÉTICA CRUDA EN LA CONCEPCIÓN DE LA DEMOCRACIA FUERA A SER APLICADA AHORA O EN UNA ETAPA TEMPRANA EN EL FUTURO A LAS CONDICIONES PALESTINAS, LA MAYORÍA QUE GOBERNARÍA SERÍA LA MAYORÍA ÁRABE.

Aun por 1947, después de oleadas de inmigración judía, los árabes palestinos todavía constituían dos tercios de la población palestina. El mismo año, un funcionario de alto nivel del Departamento de Estado de EU advirtió que los planes para crear un estado judío en Palestina “ignoran principios tales como la autodeterminación y el gobierno de la mayoría.”

Así, solo había un camino para establecer un estado judío en Palestina; eliminar a los habitantes de la tierra que no fueran judíos. En 1947-49, cerca del 85-90 por ciento de los palestinos que vivían en lo que se convirtió en israel, fueron expulsados. Cuatro de cinco comunidades palestinas fueron étnicamente limpiadas.

Los palestinos describen esto como la Nakba, catástrofe en árabe.

Estos refugiados palestinos, de prósperas ciudades, pueblos y villas fueron expulsados y se frenó su regreso – por la fuerza y por la legislación. Sus tierras y propiedades fueron expropiadas. A los refugiados que intentaban regresar a casa se les disparaba a matar.

Todo esto son hechos históricos, aunque muchos continúan negándolo. Pero lo más perturbador es que algunos aceptan lo que pasó pero creen que valió la pena.

Winston Churchill lo pensaba, aun antes de tiempo. En 1937, le dijo a la Comisión Real de Palestina: “No admito, por ejemplo, que un gran mal se le ha hecho a los pieles rojas de América o al pueblo negro de Australia. No admito que un gran mal se ha hecho a estos pueblos por el hecho que una raza más fuerte…ha llegado y ha tomado su lugar.”

No mucha gente lo pondría así en estos días. Pero consideren las palabras de Jonathan Freedland, quien acepta la “realidad”de la Nakba, pero cree que israel debe “defenderse de cualquier manera”. Para Freedland, crear un estado judío en Palestina “era una necesidad moral aun si…se pagó un costo moral terriblemente alto.”

El precio, por supuesto, fue pagado por los palestinos, y todavía lo están pagando. Como escribió recientemente un estudiante palestino en el New York Times, sus “familiares… no merecían ser expulsados de sus hogares”, y “ni ningún palestino que aun está siendo arrancado (de su hogar) por las políticas gubernamentales de israel.”

Para los palestinos, el sionismo ha significado desposeimiento, exilio, colonización y apartheid. La ausencia de estos hechos de las discuciones actuales por lo tanto, refleja la vilolenta “desaparición” de palestinos que, en palabras de un historiador israelí “se encuentra en el corazón del sueño sionista y también era una condición necesaria para su realización.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s