No es el momento de rendirse ante la intimidación de israel por el antisemitismo

Publicado: 11 mayo, 2016 en BDS – ¿Porqué BOICOTEAR a Israel?, Israel-sionismo = racismo
Etiquetas:, , , , , , ,

por Ilan Pappe  5 de mayo 2016

Nota original en inglés Middle East Eye

Screen Shot 2016-05-10 at 21.57.44

Imagen tomada de Middle East Eye. Jeremy Corbyn.

Llega un momento en la lucha de un movimiento cuando el éxito es gratificante pero también muy peligroso. El régimen del apartheid en Sudáfrica siguió políticas más violentas y letales poco antes de su caída. Si no amenazas a ciertos regímenes o estados injustos, y a sus partidarios, te ignorarán y no verán ninguna necesidad de confrontarte; si estás pegando un clavo en su cabeza, vendrá la reacción.

Esto es lo que ha pasado con el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS). El movimiento es la extensión lógica del gran trabajo hecho antes por todos los grupos solidarios y los comités con Palestina. Despliega un firme e inquebrantable apoyo para el pueblo palestino a través del contacto directo con auténticos representantes de las comunidades palestinas dentro y fuera de Palestina. Hasta hace poco, israel consideró este acontecimiento como marginal e ineficaz; aun algunos amigos de Palestina en occidente objetaron al BDS por los mismos motivos: su ineficacia.

Bueno, parece que el movimiento es más efectivo de lo que sus mismos creadores habían siquiera esperado. No es sorprendente: representa totalmente un nuevo zeitgeist (espíritu del tiempo) en política – como se manifestó en el electorado joven que votó por Jeremy Corbyn en el Reino Unido y por Bernie Sanders en EU. El deseo de políticas más limpias y éticas que se atrevieron a desafiar el montaje neoliberal de la economía y la política en occidente llevó a estos jóvenes a apoyar a, irónicamente, dos viejos caballeros que representan una forma de política más pura.

Dentro del bagaje de políticas más puras se puede encontrar un firme apoyo para el pueblo palestino. Hoy el único camino para mostrar apoyo fuera de Palestina para los palestinos es a través del BDS. En el Reino Unido, está lógica se entiende por aquellos que votaron por Corbyn, y por aquellos que están activos en cualquier lugar en nombre de causas tales como la justicia social, la estrategia ecológica y humana y los derechos indígenas.

Miembros de la élite política y del establishment, en altas posiciones, voz clara, sin vergüenza apoyan a Palestina. ¿Cuándo habían oído tal apoyo del líder de la oposición en Gran Bretaña y del candidato presidencial en los Estados Unidos? Aun cuando el apoyo del último es bastante débil y reservado – en el contexto de la política americana, cuando un candidato se permite no ir al AIPAC, y el cielo no se cae, es una revolución.

Este es el trasfondo actualmente del feroz ataque al partido laborista y a Corbyn. Lo que sea que los sionistas en Bretaña señalen, como una expresión de antisemitismo, que en su mayoría son críticas legitimas a israel, se ha dicho antes en los últimos 50 años. El cabildeo pro sionista en Bretaña, bajo la guía directa de israel, los recoge porque la clara postura anti sionista del BDS ha alcanzado los más altos niveles. Están realmente aterrados por este acontecimiento. ¡Bien hecho el movimiento BDS!

La reacción, se tiene que admitir, es poderosa y rabiosa. Sin embargo, ceder a ella suspendiendo a miembros del partido, despidiendo líderes estudiantiles y disculpándose innecesariamente por crímenes no cometidos no es la forma correcta de enfrentarlos. Estamos en una lucha por una Palestina e israel, libres y democráticos: miedo a la intimidación sionista no es el camino a seguir. Los próximos días serán muy duros y necesitaremos ser pacientes y regresar al podio, al sitio web, a la radio y televisión y volver a explicar lo que para muchos de nosotros es obvio: el sionismo no es judaísmo, y el anti sionismo no es antisemitismo.

El sionismo no fue el antídoto para el peor capítulo del antisemitismo: el holocausto. El sionismo fue una respuesta equivocada a la atrocidad. De hecho, cuando los líderes europeos dieron su apoyo, sin dudarlo, al sionismo sus motivos en muchos casos eran anti semitas. ¿De qué otra manera se puede explicar una Europa presente cuando el régimen nazi cometía genocidio con los judíos y pida perdón apoyando un nuevo plan para deshacerse de los judíos enviándolos para colonizar Palestina? No es de extrañar que esta lógica absurda no haya matado el impulso anti semita sino más bien lo haya mantenido vivo.

Como sea, este es el pasado. Los colonos judíos y los palestinos nativos comparten una tierra y lo harán en el futuro. La mejor manera de luchar contra el antisemitismo hoy en día es volver a esta tierra un estado libre y democrático basado tanto como sea posible en principios políticos, económicos y sociales equitativos y justos. Esto será una compleja y penosa transformación de la presente realidad en el lugar, y puede tomar décadas para implementarse. Pero es urgente empezar a hablar acerca de ello con claridad, sin miedo y sin innecesarias apologías o falsas referencia a la realpolitik. [1]

Jeremy Corbyn puede encontrar difícil instruir a su partido sobre la necesidad de adoptar un lenguaje moral y honesto sobre Palestina – y ha hecho tanto por la causa que debemos ser pacientes aun si algunas de sus reacciones y las de su partido son decepcionantes (aunque en cualquier caso, es claro que el último pleito en el Partido Laborista acerca del antisemitismo es principalmente un intento de los blairites [2] del partido que siempre estuvieron en el bolsillo de los sionistas, para minar a Corbyn tanto como un intento desesperado de israel para detener el masivo cambio en su contra de la opinión pública británica).

Sin embargo, no es el asunto. Lo que queda por delante es mucho más importante que la escena política doméstica de Gran Bretaña. Lo que realmente importa es reconocer que aquí en Bretaña, así como en EU, una nueva etapa ha comenzado en la lucha por la paz, la justicia y la reconciliación en Palestina. Esta no es una lucha que sustituya a la del lugar en sí, pero es una que la mejora y la fortalece.

De hecho, lo que estamos enfrentando es un racimo de luchas inevitables: en contra de legisladores que están intimidados o sobornados por israel; en contra de jueces y policías quienes están forzados a sujetarse a nuevas leyes injustas y ridículas que condenarán al BDS como antisemitismo (y sabemos que muchos de ellos encuentran ridículas estas directrices); en contra de los directivos de universidades que se atemorizarán frente a la intimidación y presión; en contra de los periódicos y las compañías de comunicación que violarán su código de ética y traicionarán sus compromisos profesionales frente a nuevo contraataque.

La lucha en la tierra Palestina es más difícil, mucho más peligrosa y exige intensos sacrificios que a ninguno de nosotros en occidente se nos ha pedido soportar. Lo menos que podemos hacer es no estar intimidados por acusaciones absurdas y tener la seguridad de que en esta era, la lucha en contra de la islamofobia, los males del neoliberalismo, los derechos de los pueblos indígenas alrededor del mundo y por Palestina son las mismas luchas.

Esto no es solo una campaña de musulmanes en Bretaña, exiliados palestinos en Europa, viejos izquierdistas en América y anti sionistas en israel. Es parte de un movimiento más grande de cambio que trajo nuevos partidos al poder en Grecia, España y Portugal, nuevos valores dentro del Partido Laborista y voces distintas dentro del Partido Demócrata en América.

No debemos preocuparnos por la nueva legislación propuesta, las nuevas pautas de la política o la histeria de los medios. Aun el comportamiento cobarde del Partido Laborista en su purga de consejeros no debe distraernos de los logros en la lucha por la opinión pública y el corazón sobre Palestina.

Ahora la perspectiva es de importancia esencial. Si israel cree que puede escoger como embajador en Londres a Mark Regev, la cara pública de su política criminal en Gaza y salirse con la suya, y si el embajador israelí en Washington decide pelear contra el BDS enviando productos de la ocupada Cisjordania a cada uno de los delegados y senadores del Capitolio en estricta violación de las leyes americanas, estas no son pruebas de que israel es invencible sino que es un sistema político imbécil que no puede entender a dónde nos está llevando la historia.

Como cualquier fobia, palestinofobia puede intimidar y paralizar, pero también puede ser derrotada con éxito, especialmente en este periodo único en el que vivimos. Nosotros en la zona confortable de occidente no debemos acobardarnos y no rendirnos ante falsas acusaciones de antisemitismo por los anglo sionistas, políticos asustadizos y periodistas sin escrúpulos. Es tiempo de contraatacar en la corte, en la plaza, en el parlamento y en los medios.

[1] Realpolitik (política realista o de la realidad) Política basada en intereses prácticos y acciones concretas, sin atender a ideales o ética.

[2] Blairites. En la política británica el término Blairism se refiere a la ideología política del ex líder del Partido Laborista y Primer Ministro Tony Blair. Entró en el Diccionario New Penguin English Dictionary en el año 2000. A los partidarios del Blairism se les conoce como Blairites. (Wikipedia) N.T.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s