Artículo original en Al Jazeera

por Richard Falk @rfalk13 y Akbar Ganji @GanjiAkbar (21 agosto 2014)    Trad. Pamagal

El apoyo incondicional de EEUU con el Estado de israel ha impedido un acuerdo de paz

201482013404442734_20

La administración Obama ha incrementado la ayuda a israel a través de diversas asignaciones especiales, Falk y Ganji [EPA]

En la 1ª parte de este artículo describimos las razones del por qué israel se ha convertido en un estado fuera de la ley. En esta parte discutimos el apoyo de EU a israel y sus consecuencias.

Estados Unidos como sirviente de israel

Los Estados Unidos han apoyado a israel sin reservas desde su fundación en 1948. De acuerdo a un convenio entre los dos países que se ha convertido en ley en los EU, los EU se han comprometido a preservar la estrategia y la superioridad militar de israel en relación a otras naciones en el Medio Oriente. Desde 1949 hasta el día de hoy, EU ha proporcionado a israel cerca de $122 billones de dólares en ayuda, calculados en función de dólares fijos.

Contando la ayuda a israel en dólares de 2003, de 1949-2003 los EU han suministrado $140 billones en asistencia militar, lo que se ha incrementado desde 2003. El compromiso básico anual a israel es de $3.1 billones, lo que significa mucho más ayuda militar de lo que ha sido dado a cualquier otro país en el mundo, y esta cifra es moderada, porque esconde una variedad de créditos suplementarios y otros benficios que se establecen de forma única a israel.

En efecto, los EU han estado subsidiando las agresiones de israel e ignorando la legislación sobre asistencia militar que busca retener dicha ayuda a países que no están actuando defensivamente y de acuerdo con el derecho internacional.

El gobierno de Obama incluso ha incrementado la ayuda a israel a través de diversas asignaciones especiales. Hace poco el Congreso destinó $225 millones adicionales para un mayor desarrollo del sistema de defensa Domo de Hierro.

El Senado de EU incluso ha aprobado una resolución de acuerdo a la cual si israel ataca los sitios nucleares de Irán en el futuro, desafiando el derecho internacional, los EU están obligados a ayudar a israel. En una parte se lee, “Si el gobierno de israel es obligado a tomar acción militar en legítima autodefensa (el subrayado es mío N.T.) en contra del programa de armas nucleares de Irán, el gobierno de EU debe estar con israel y proveer, de acuerdo con las leyes de EU y la responsabilidad constitucional del Congreso para autorizar el uso de fuerza militar, apoyo diplomático, militar y económico al gobierno de israel en defensa de su territorio, de su población y de su existencia.”

Por supuesto, el lenguaje tal como está escrito de “legítima autodefensa” se entiende  como cualquier acción tomada por israel que se alega que es “defensiva”, vaya o no de conformidad con el derecho internacional, lo que limita este tipo de reclamaciones a las situaciones de respuesta a ataques armados anteriores.

De entre las muchas resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que buscan criticar o condenar a israel por sus acciones en contra de los palestinos, casi todas han sido vetadas por los EU. De hecho, el gobierno de EU se opone virtualmente a cada resolución aprobada por cualquier órgano, incluyendo el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (UNHRC), si se considera que es crítica a israel y esto incluye incluso iniciativas para establecer comisiones de investigación para determinar si están bien fundadas las acusaciones de crímenes de guerra.

Cuando israel ataca a la indefensa y completamente vulnerable población palestina, EU justifica esa violencia desproporcionada y de alta intensidad como “autodefensa”, obstruye la emisión de un llamado de las NU por un cese al fuego inmediato y da ayuda diplomática y material además de proporcionar confort a la agresión israelí de principio a fin.

Después de que la investigación de hechos del “Informe Goldstone” sobre los crímenes de guerra de israel en Gaza en 2008-2009, fue aprobada por el UNHRC, los EU e israel intervinieron exitosamente con el Secretario General para provocar que exhortara a la no implementación del informe en relación a la responsabilidad de israel por crímenes de guerra. El gobierno de EU también usó sus influencias para prevenir siquiera la discusión de este importante informe en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Cuando recientemente, el UNHRC aprobó una resolución para investigar los crímenes de guerra en Gaza, los EU lanzaron el único voto negativo.

Amnistía Internacional ha reportado que la evidencia de ataques de las fuerzas militares israelíes en escuelas y hospitales en Gaza durante guerra actual, es abrumador. Incluye tener como objetivos a civiles que buscaron refugio de los ataques israelíes en escuelas de las NU y otros edificios marcados con el logo de la ONU.

Human Rights Watch ha informado de evidencia de disparos intencionales a palestinos que estaban huyendo de sus hogares, aún antes de que el ejército israelí les hubiera ordenado hacerlo, y ha declarado a tal comportamiento como crimen de guerra.

Sólo podemos comprender este patrón sesgado de la política estadounidense hacia israel tomando en cuenta la influencia ejercida sobre el gobierno por el formidable trabajo del lobby (cabildeo) en nombre de israel. El ex presidente Jimmy Carter y la ex presidenta de Irlanda y ex encargada del UNHRC, Mary Robinson, han condenado esta unilateralidad de la política de EU hacia israel y Hamas, insistiendo que como primer paso israel termine inmediatamente y sin condiciones el bloqueo de Gaza, permitiendo a la población de Gaza tener finalmente algo parecido a una vida normal.

Consecuencias

La política de EU hacia israel ha tenido consecuencias terribles:

Ha desacreditado por completo la afirmación del gobierno de EU de actuar como un árbitro imparcial entre israel y Palestina.

El odio y resentimiento hacia EU se ha incrementado a través de la región, no sólo por su ciego apoyo a israel sino también por sus violentos ataques en contra de Iraq, Libia y Afganistán, y sus ataques con drones en Pakistán, Yemen, Somalia y en otros lugares.

De acuerdo a una encuesta llevada a cabo justo antes de la presente guerra, 85 por ciento de los egipcios y jordanos, 73 por ciento de los turcos y 66 por ciento de los palestinos ven a EU de forma negativa, mientras que 84 por ciento de los israelíes tiene una opinión positiva de EU.

Lo que israel ha hecho en la región con el apoyo de EU ha contribuido enormemente al crecimiento del extremismo y de la discordia a lo largo de Medio Oriente. Si tales políticas no son revertidas, es muy probable que emerga en el futuro aún más caos, violencia extremista, matanzas y devastación.

Medio Oriente y el Norte de África han sido inestables por décadas y las consecuencias de intensificar la inestabilidad están extendiéndose a otras regiones y poniendo en peligro la paz mundial.

Estas políticas de apoyo incondicional a israel van en contra de los intereses nacionales de EU. El conflicto palestino-israelí es la madre de todos los problemas en Medio Oriente. Israel ha minado todos los esfuerzos para encontrar una solución pacífica por medio de la diplomacia. Ha rechazado tanto la iniciativa árabe de 2002 como la ruta propuesta por el Cuarteto – EU, Rusia, la Unión Europea y las Naciones Unidas – que obligaba a israel a retirarse a sus fronteras pre-1967 con la expectativa de que un estado palestino, soberano e independiente, emergiera.

Lo que es necesario de israel como precondición para la paz – está descrito en la Resolución 242 del Consejo de Seguridad y reafirmado desde su adopción unánime en 1967 – que disfruta de apoyo mundial. Debe ser entendido que terminar la ocupación de los territorios palestinos no es en sí sufuciente para alcanzar una paz sostenible. Son de primordial importancia también algunos arreglos que reconozcan los derechos de varios millones de palestinos refugiados que fueron expulsados, por la fuerza, a lo largo de muchos años, más radicalmente en la Nakba de 1948, la catástrofe nacional palestina.

Hay también serias cuestiones en este momento sobre si la solución de dos estados es un objetivo viable y deseable, si alguna vez lo fue. La cuestión de la autodeterminación de los palestinos como la base adecuada para una paz justa y sostenida está más abierta a debate y a la reflexión en el 2014 que nunca antes. El expansionismo de israel ha puesto el consenso internacional de los dos estados en duda y la comunidad internacional, junto con representantes del pueblo palestino deben ahora considerar nuevas maneras de alcanzar una paz justa para ambos pueblos, lo que no podrá realizarse sin mantener los derechos palestinos.

Creemos que un paso crucial en esta sentido es el reconocimiento generalizado de que israel se ha convertido en un estado fuera de la ley y que deben hacerse los ajustes necesarios a esta realidad.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s