Artículo de Middle East Eye

por Ahmed al-Burai                                                        Trad. Pamagal

World Leaders Gather In New York For Annual United Nations General Assembly

El Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon (der) saluda al primer ministro de israel Benjamín Netanyu durante una reunión en el margen de la 71 sesión de la Asamblea General en la sede de la ONU en Nueva York el 22 de septiembre de 2016 / AFP PHOTO / Jewel SAMAD

Con Israel votando en el comité legal de la ONU con el apoyo árabe, los palestinos han sido abandonados de nuevo por la comunidad internacional

El 13 de junio, israel fue elegido para dirigir la Sexta Comisión de las Naciones Unidas- que supervisa las cuestiones relacionadas con el derecho internacional- por primera vez.

En otras palabras, un país que la ONU ha denunciado sistemáticamente por sus actividades expansionistas de asentamientos en Cisjordania, fue escogido para dirigir una de las seis comisiones permanentes.

Cuando un estado reconocido por despreciar el derecho internacional y las convenciones encabeza una comisión legal, no es sólo una afrenta para el estado de derecho sino también una burla para todo el sistema legal internacional. Es innecesario decir, que este estado con políticas de apartheid ahora tiene derecho a monitorear la aplicación de la Convención de Ginebra que consistente y conscientemente ha violado durante sucesivos gobiernos israelíes.

El miércoles, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu humilló a la totalidad de los órganos de las Naciones Unidas. Regañó y reprendió a la Asamblea General por aprobar 20 resoluciones en contra del “democrático” estado de israel y dijo que los Derechos Humanos de las Naciones Unidas eran una broma.

 

Y describió las actividades de la UNESCO, patrimonio de la ONU, como un circo simplemente porque negó los 4,000 años de conexión entre el pueblo judío y su lugar sagrado, el monte del templo.

“Eso es tan absurdo como negar la conexión entre la gran Muralla China y China,” dijo justo antes de decir que las Naciones Unidas han degenerado de una “fuerza moral” a una “farsa moral”.

Para Netanyahu denunciar las medidas fascistas de israel contra los civiles palestinos merece cada palabra mordaz.

Uno tiende a pensar que la ONU fue puesta en una posición, sin precedentes, nada envidiable mientras con impotencia escuchaba el malicioso sermón de Netanyahu. Sus sorprendentes palabras de reprimenda eran como las de un maestro abusivo que incluso causarían que un niño dejara el salón de clase. Sin embargo, la más grande conmoción fue que las palabras de regaño fueron recibidas con estruendosos aplausos de las delegaciones presentes, incluyendo Egipto, Jordania, Iraq, Kuwait y por supuesto su socio para la paz, la Autoridad Palestina.

Las delegaciones árabes puede ser que no se hayan unido en el aplauso pero su presencia en ese salón fue como una bofetada en la cara de las naciones.

Triunfo diplomático

Ahora israel puede celebrar su triunfo diplomático con sus aliados árabes quienes votaron a su favor. Se filtró que al menos cuatro países árabes votaron a favor de israel. Netanyahu piensa que los gobiernos árabes están cambiando su actitud hacia israel porque creen que israel puede ayudarlos a proteger a sus pueblos. Esta ecuación es simple: ” Si “las Naciones Unidas condena a israel, los Estados Unidos apoyan a israel,” dijo en su conferencia.

En la 16 ava Conferencia Sionista Herzliya, una reunión anual para abordar los retos  estratégico para israel, que se llevó a cabo en junio, el embajador egipcio en israel Hazem Khairat reiteró que el Cairo está listo para presionar a los palestinos para crear un medio ambiente apropiado para la paz.

El embajador jordano en israel, Wlid Obeidat, quien compartió el escenario con Khairat en la Conferencia Herzliya, también hizo un llamado para un acuerdo de paz israelí palestino basado en la Iniciativa Árabe para la Paz, también conocida como la Iniciativa Saudí que israel ha estado rechazando desdeñosamente desde que fue respaldada por la Liga Árabe en 2002.

Puñalada en la espalda

También asistieron a la conferencia Ahmad Majdalani y Elías Zananiri, miembros del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Su participación en la conferencia sionista fue completamente discordante con el consenso palestino y mostró cómo el liderazgo monopólico de la OLP busca promover la rendición y sumisión bajo la fachada de negociaciones pacíficas. De hecho, la participación de los miembros de la OLP en esa conferencia no es más que una puñalada en la espalda al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones, BDS que ya ha probado su efectividad.

En una serie de recientes concesiones, el Ministro del Exterior de Egipto Sameh Shoukry visitó israel para hablar sobre un nuevo impulso a las pláticas de paz entre israel y los palestinos en medio de esfuerzos secretos para arreglar una reunión entre el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, Netanyahu y el presidente Adbel Fatah al-Sisi en el Cairo.

Al visitar israel, Shoukry rompió un periodo de nueve años en los que ningún ministro egipcio visitaba israel. También es importante que el Ministro del Exterior, no el ministro de inteligencia, fue enviado por el presidente Sisi. Los acuerdos en seguridad mutua entre los dos países pueden haber necesitado visitas mutuas de agentes de seguridad, pero el  nivel diplomático provocativo de los egipcios fue inexcusable. Llegó en un momento en que los árabes debían mostrar evidente renuencia a ofrecer cualquier apoyo a la beligerante actitud israelí hacia los palestinos y su desprecio por la Iniciativa Árabe.

Mientras los burócratas israelíes nunca han tenido ningún respeto por las resoluciones de la ONU,  luchan implacablemente por contener las críticas repercuciones del BDS que recientemente llevaron a países como Francia y Gran Bretaña a criminalizar los llamados para el boicot a israel.

Una de las más negativas repercuciones de la reconciliación entre israel y Turquía fue su flagrante violación al éxito del movimiento BDS en curso contra israel. Turquía como un país musulmán de peso pesado asestó un fuerte golpe a los esfuerzos de académicos internacionales y palestinos y activistas de la sociedad civil en su lucha para aislar y boicotear a israel.

El ejemplo de Suecia

En el momento en que regresaron del voto, en junio, para la nueva dirigencia de la Sexta Comisión de las Naciones Unidas, lo que llamó la atención fue la forma en que Suecia perdió frente a israel. Está bien establecido que los registros de los derechos humanos de Suecia son ampliamente aclamados en todo el mundo. En 1766, Suecia se convirtió en el primer país en introducir la libertad de prensa. Como era de esperarse, Suecia no ha ocultado sus respuestas hostiles contra las violaciones israelíes hacia el pueblo palestino.

En febrero de 2015, Suecia se convirtió en el primer país de Europa Occidental en abrir una misión diplomática palestina. Antes de eso, Suecia fue el primer miembro occidental de la Unión Europea que formalmente reconoció al estado palestino. A principios de este año, israel anunció que la ministra del exterior sueca, Margot Wallstrom, no era bienvenida en israel después de que pidió una investigación sobre las muertes de palestinos asesinados por fuerzas israelíes que llevaron a cabo matanzas extrajudiciales.

Comparado con la postura sueca, israel, el estado que viola las resoluciones de derecho internacional y deliberadamente infringe incontables decretos humanitarios, fue vergonzosamente elegido para encabezar un comité legal que promueve y defiende los derechos humanos básicos.

Aunque el triunfo diplomático de israel es en gran medida simbólico, su elección como miembro de la comisión plantea reiteradas preocupaciones sobre la eficacia y los mecanismos de la estructura actual de las Naciones Unidas y de su total parálisis que impide proteger a las personas inocentes en regiones en guerra para conseguir sus derechos humanos básicos. Por más de cinco años, el Consejo de Seguridad de la ONU (UNSC) ha fracasado para llegar a un acuerdo en cómo responder a las bárbaras atrocidades del régimen de Assad en Siria.

Parálisis de las Naciones Unidas

La estructura de las Naciones Unidas ha resultado ser una reliquia del pasado; el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, constantemente critica la incapacidad de las Naciones Unidas para resolver los problemas actuales en el mundo. En una campaña llamada “El mundo es más grande que cinco,” Erdogan con un grupo de líderes internacionales ha demandado  reestructuras urgentes y reformas para que el organismo internacional sea más eficaz para resolver las crisis mundiales.

Cuando el verdugo se convierte en árbitro, es bastante absurdo pedirles a los palestinos que respeten las reglas de la comunidad internacional y las resoluciones de la ONU. No deben ser culpados cuando pierden la confianza en todo el sistema hipócrita de la llamada comunidad internacional. Mientras exista una estructura inadecuada y desequilibrada en la ONU, esa indignante inacción se repetirá.

Una victoria tan vacía y flatulenta no puede lavar la vergüenza del ocupante ilegal de Palestina y las tierras árabes que ha cometido innumerables atrocidades inhumanas que constituyen crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s