Artículo de The National

por Ben Lynfield, corresponsal extranjero                      Trad. Pamagal

ncs_modified20161103071554maxw640imageversiondefaultar-161109775

La entonces secretaria de estado Hillary Clinton y el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu se dan la mano durante una reunión bilateral como parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York el 27 de septiembre de 2012. Keith Bedford / Reuters

Jerusalén// Con Hillary Clinton y Donald Trump pujando uno con otro por apoyar a israel, un comentarista local prestigiado ya está declarando ganador a Benjamín Netanyahu de las elecciones del martes.

“Netanyahu es un ganador porque podrá hacer lo que quiera”, dijo Wadie Abu Nassar, director del Centro Internacional de Consultas en Haifa.

No se espera que ni la sra. Clinton ni el sr. Trump pongan ninguna presión real a Netanyahu para detener la expansión de los asentamientos israelíes en la Cisjordania ocupada, dijo el sr. Abu Nassar. “Lo que está pasando en Iraq y Siria será más urgente. Para cualquier administración que venga la prioridad en el Medio Oriente no será el conflicto árabe israelí a menos de que algo dramático sucediera como un cohete chocando contra una escuela israelí o un colono masacrando palestinos.”

El sr. Netanyahu puede esperar menos crítica bajo el nuevo presidente de la que encontró con Barak Obama quien retóricamente se opuso a la construcción de asentamientos pero no ha tomado ninguna acción directa para detenerlos.

La construcción de asentamientos en territorio palestino es ilegal bajo el derecho internacional y es vista como una de las más grandes barreras para un futuro estado palestino.

“Bajo Obama, había un conflicto de personalidad con Netanyahu, había tensiones crecientes y altas y bajas. Tal cosa no pasará con Clinton y Trump. El punto de partida puede ser mejor para Netanyahu,” dijo el sr. Abu Nassar.

Además, tomará mucho tiempo para que se asiente una nueva administración y desarrolle una iniciativa de paz si es que está dispuesta a hacerlo – un tiempo que el Sr. Abu Nassar predice que será explotado por el sr. Netanyahu.

“Netanyahu utilizará esta oportunidad para crear más hechos sobre la tierra para hacer imposible un estado palestino y para enfrentar a los palestinos a dos opciones: aceptar las condiciones que israel está imponiendo o marcharse. ” dijo.

Los dos candidatos fueron efusivos en su apoyo a israel durante discursos separados, en marzo, durante la convención del Comité de Asunto Públicos Americanos Israelíes. El sr. Trump culpó del estancamiento diplomático israelí-palestino a los que dijo eran los rechazos árabes para aceptar las generosas ofertas de paz israelíes. “Cuando sea presidente, los días de tratar a israel como ciudadano de segunda clase terminarán el primer día,” dijo, y añadió que trasladaría la embajada de EEUU de Tel Avivi a Jerusalén.

La sra. Clinton cuya campaña ha destacado su fuerte trayectoria pro israelí como senadora y secretaria de estado, prometió oponerse a cualquier intento de partes externas de imponer una solución de paz a israel y dijo que la alianza de Estados Unidos e israel sería más fuerte que nunca. “Una de las primeras cosas que haré en el cargo es invitar al premier israelí a la Casa Blanca,” dijo.

No todos están de acuerdo con Abu Nassar con la desoladora evaluación de las perspectivas para los palestinos bajo una nueva administración.

Sam Bahour, un hombre de negocios y activista político estadounidense en la ciudad de Ramallah en Cisjordania, admitió que “hay temores de que Clinton será aún más pro israelí que Obama”. Pero dijo que la decreciente posibilidad de una solución comprometida de dos estados para el conflicto israelí palestino podría influenciar en la sra. Clinton para presionar a israel.

“Si los Estados Unidos como una institución tiene que llegar a un acuerdo con el hecho de que israel va a perder todo el paradigma de los dos estados en el que se construye la política de Estados Unidos, entonces tendrá que actuar. Eso podría obligar aún a la presidenta como Hillary Clinton que es pro israel a cambiar su dirección. Si Hillary Clinton o cualquier presidente sigue permitiendo a israel expandir la empresa de los asentamientos se enfrentará con israel cayendo del acantilado que es llamado la solución de dos estados.”

Por otro lado, el sr. Bahour predice que el sr. Trump perseguirá aún más políticas pro israelíes que la administración Obama, que recientemente comprometió a los Estados Unidos de darle a israel $38 billones de dólares en asistencia de seguridad por diez años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s