Artículo original en Middle East Monitor                      Trad. Pamagal

Fuerzas israelíes interrumpen una manifestación palestina contra la ocupación israelí de los territorios palestinos en Belén, Cisjordania el 30 de marzo de 2017. (Issam Rimawi-Anadolu Agency)

El Comité Ministerial para Legislación israelí discutirá, un proyecto de ley que prohibiría la documentación o registro de los soldados israelíes cuando cometen violaciones a los derechos humanos en contra de ciudadanos palestinos.

El miércoles, Israel Hayom explicó que el presidente del bloque Yisrael Beiteinu en el Kneset, Robert Ilatov, propuso el proyecto de ley con el apoyo del líder del partido, el ministro de defensa Avigdor Lieberman.

El proyecto de ley declara, “cualquiera que filme un video o tome una fotografía, o grabe a soldados  mientras están haciendo su trabajo, con la intención de perturbar la moral de los soldados y ciudadanos, será sentenciado a cinco años de prisión. En el caso que esto se haga con la intención de desestabilizar la seguridad del estado, el perpetrador será sentenciado a diez años de prisión.”

Además, el proyecto de ley prohíbe compartir fotografías o contenido grabado en redes sociales o en medios de comunicación.

El MP (miembro del parlamento) Ilatov afirma que esta propuesta llega como parte de un intento de responder a un movimiento de activistas de izquierda de exponer las prácticas israelíes contra ciudadanos palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Justifica su propuesta diciendo,

Israel se ha enfrentado desde hace tiempo a un fenómeno perturbador; el de la documentación de soldados del ejército israelí, al grabar video o audio por organizaciones que son hostiles a israel y partidarios de los palestinos, tales como B’Tselem, Machsom Watch, Breaking the Silence, BDS y otras organizaciones

Afirma que “la mayoría de estas organizaciones reciben apoyo de asociaciones y gobiernos con una agenda anti-israelí, y que están usando estos contenidos para poner en peligro a israel y a su seguridad.”

Añadió, “es irrazonable que un activista o una organización de izquierda, respaldada por una entidad extranjera, se le conceda la libertad de documentar a los soldados mientras hacen sus deberes. Las mejores condiciones deben ser provistas para que los soldados hagan sus deberes sin preocuparse que cualquier activista u organización publiquen sus fotos para intimidarlos.”

El 13 de mayo de 2018, niños de A-Salaimeh y Gheith regresaban de la escuela y encontraron la puerta que les permite regresar a sus casas, cerrada. La policía fronteriza rechazó la solicitud de abrir la puerta. Declarando que era un castigo por aventar piedras.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s