Acerca de los Acuerdos de Oslo

publicado en Al Jazeera (fecha publicación 13/09/2013)                                            Trad. Pamagal

Nota original en inglés: http://america.aljazeera.com/articles/2013/9/13/oslo-accords-explained.html

Grafiti describiendo la ocupación militar de los territorios palestinos pintado en el controversial muro israelí de separación en Bethlehem. Ian Walton/Getty Images

Grafiti describiendo la ocupación militar de los territorios palestinos pintado en el controversial muro israelí de separación en Bethlehem. Ian Walton/Getty Images

 

1. ¿Qué fueron los Acuerdos de Oslo?

Los Acuerdos de Oslo marcaron la primera vez que el estado de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) se reconocieron formalmente, y públicamente se comprometieron a negociar una solución a su conflicto de décadas basados en un compromiso territorial.

Los Acuerdos no estipulaban, pero tenían implícito, la creación de un estado palestino al lado de Israel. Esta visión de dos estados requería que Israel abandonara su negativa a los reclamos palestinos de una soberanía nacional, y que los palestinos aceptaran que estos reclamos se limitarían sólo a una pequeña parte de todo el territorio de la Palestina histórica, por lo cual la OLP había estado luchando, reconociendo la soberanía de Israel sobre el resto.

2. ¿Cómo preveían llegar a la paz los Acuerdos de Oslo?

Los Acuerdos de Oslo no eran un tratado de paz. En su lugar, establecieron arreglos para un gobierno provisional y un marco de trabajo para facilitar las negociaciones de un tratado definitivo, que sería concluido para fines de 1998.

Oslo transfirió el control, de las principales ciudades palestinas en Cisjordania y la Franja de Gaza, del ejército israelí a la recién creada Autoridad Palestina, con una estructura provisional para supervisar las áreas de administración y seguridad.

La esperanza era que el limitado auto gobierno de los palestinos y el gradual retiro israelí aumentaría la confianza mutua que autorizaría a los líderes de ambas partes de negociar los acuerdos de estatus definitivo en los asuntos más espinosos – incluyendo Jerusalén, el destino de los refugiados palestinos, los asentamientos israelís, fronteras y seguridad.

3. ¿Cómo ocurrieron los Acuerdos de Oslo?

El levantamiento en masa de los palestinos conocido como intifada que empezó en 1987 falló en su objetivo de terminar con la ocupación de Cisjordania y la Franja de Gaza, pero no obstante probó ser un cambio de juego. Las imágenes de adolescentes aventando piedras a los tanques ganó simpatía internacional para la causa Palestina y profundizó la inquietud israelí sobre la continua ocupación. También llevó al Presidente de la OLP, Yasser Arafat a cambiar la estrategia de sus movimientos en noviembre de 1988: de buscar revertir la creación de Israel en 1948 con los correspondientes desplazamientos de palestinos, a buscar el estado palestino en Cisjordania y la Franja de Gaza.

El presidente George Bush respondió, junto con la ex Unión Soviética, promoviendo nuevos esfuerzos de paz entre Israel, Jordania, Siria, Líbano y los palestinos. Pero las pláticas sustanciales entre los funcionarios israelíes y la OLP eran conducidos en secreto en Oslo, la capital de Noruega, y para agosto de 1993 las dos partes habían acordado en una “Declaración de Principios”.

El 9 de septiembre de 1993, Arafat le envió al primer ministro israelí Yitzhak Rabin una carta en la que indicaba que la OLP renunciaba a la resistencia armada, prometía modificar el Estatuto Nacional Palestino para remover su llamado a la destrucción de Israel y prometía mantener la Resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, 242, lo que creaba un marco que permitía el estado palestino a cambio de la seguridad israelí.

Rabin respondió reconociendo a la OLP como el representante legítimo del pueblo palestino y prometiendo negociar la paz con sus líderes. Cuatro días después, los dos líderes se encontraron en la Casa Blanca para la firma ceremonial de los Acuerdos de Oslo.

4. ¿Cómo reaccionaron los israelíes y los palestinos a los Acuerdos de Oslo?

El acuerdo firmado por Arafat y Rabin fue controversial para muchos israelíes y palestinos. Los israelíes de derecha se oponían a tratar con la OLP, grupo que consideraban una organización terrorista. Los colonos israelíes temían que la fórmula de Rabin tierra-por-paz resultaría en el desalojo de la tierra que ellos veían como suya por derecho bíblico, aunque las Naciones Unidas hubiera decidido que sus asentamientos eran una violación al derecho internacional.

Entre los palestinos, los que apoyaban al movimiento de Arafat, el Fatah, aceptaban Oslo como un compromiso desafortunado pero necesario. Los grupos rivales tales como Hamás, el Jihad Islámico y el Frente Popular para la Liberación de Palestina rehusaron reconocer a Israel, y advirtieron que la solución de dos estados traicionaría las aspiraciones de los refugiados palestinos de regresar a la tierra perdida, durante la Nakba en 1948, dentro de Israel.

Cuando los Acuerdos de Oslo fueron firmados, había escépticos en ambos lados y su número creció en tanto el proceso fracasaba al no cumplir sus promesas.

5. ¿Cómo fracasaron los Acuerdos de Oslo?

No hay un solo momento en el que se pueda decir que los Acuerdos de Oslo hayan fracasado. En su lugar, han tenido un proceso continuo de deterioro mientras ambas partes se acusan de fallar en la implementación de aspectos clave de los acuerdos.

En 1994 una masacre llevada a cabo por un colono israelí en Hebrón provocó la ira de los palestinos, y en 1995, un pistolero israelí asesinó a Rabin en una manifestación de paz. Al año siguiente, después de una serie de ataques de Hamas sobre la población civil que provocó el escándalo en Israel, el sucesor de Rabin, Shimon Peres fue derrotado en las elecciones por el líder del Likud, Benjamín Netanyhu quien había lidereado la oposición a Oslo.

Netanyahu fue derrotado en 1999 por Ehud Barak, pero para entonces la desconfianza y la hostilidad mutua eran profundas, y los esfuerzos del presidente Clinton para negociar un acuerdo definitivo en Campo David en el año 2000 terminó en fracaso. El proceso de paz ahora estaba eclipsado por una segunda intifada más violenta que causó grandes bajas de ambos lados y que cambió la corriente diplomática internacional en contra de los palestinos. El año siguiente, Israel eligió otro líder del Likud, Ariel Sharon, quien prometió terminar los Acuerdos de Oslo.

Aunque Sharon se retiró unilateralmente de Gaza en 2005, evitó un regreso a las negociaciones definitivas. Intentos esporádicos para reiniciar las pláticas en la década pasada no han producido mayores progresos hacia los acuerdos definitivos. En su lugar, los arreglos provisionales de los Acuerdos de Oslo se han convertido en el estatus quo.

Los factores que con mayor frecuencia se citan como fracaso para la conclusión del proceso de Oslo son:

  • Desequilibrio de poder de ambas partes.
  • Fracaso de los EEUU para cumplir como mediador duro pero imparcial.
  • Creciente influencia de los opositores del compromiso – colonos del lado israelí y Hamas en el lado palestino.
  • El abismo entre el máximo que Israel ha estado dispuesto a ofrecer y el mínimo que los palestinos están dispuestos a aceptar.

El secretario de estado, John Kerry está actualmente supervisando nuevas negociaciones, conducidas en gran parte secretamente, con la esperanza de cerrar la brecha entre las dos partes.

 

 

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s