Estado delincuente: violaciones israelíes a las Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU

Artículo de Foreign Policy Journal

por Jeremy R. Hammond                                                        Trad. Pamagal

un-security-council

Sala del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Nueva York

RESOLUCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LAS NACIONES UNIDAS QUE CRITICAN DIRECTAMENTE A ISRAEL POR VIOLACIONES A SUS OBLIGACIONES EN LA CARTA Y EN EL DERECHO INTERNACIONAL

A continuación hay una lista de las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que son directamente críticas hacia israel por violaciones a las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (NU), la Carta de las NU, la Convención de Ginebra, terrorismo internacional y otras violaciones del derecho internacional.

Res. 57 (18 de septiembre, 1948) – Expresa su profunda conmoción por el asesinato del Mediador de las NU en Palestina, Conde Folke Bernadotte por terroristas sionistas.

Res. 89 (17 de noviembre, 1950) – Petición para que se ponga atención a la expulsión de “miles de árabes palestinos” y exhorta a los gobiernos interesados para que no tomen acciones futuras “que involucren el traslado de personas a lo largo de las fronteras internacionales o líneas de armisticio”, y señala que israel anunció que retirará a las líneas de armisticio.

Res. 93 (8 de mayo, 1951) – Encuentra que los ataques aéreos de israel sobre Siria el 5 de abril de 1951 constituyen una “violación al cese al fuego”, y decide que los civiles árabes expulsados de la zona desmilitarizada por israel se les debe permitir regresar.

Res. 100 (27 de octubre, 1953) – Señala que israel ha dicho que detendrá el trabajo que comenzó en la zona desmilitarizada el 2 de septiembre de 1953.

Res. 101 (24 de noviembre, 1953) – Encuentra que el ataque de israel en Qibya, Jordania el 14 y 15 de octubre de 1953 es una violación del cese al fuego y “Expresa su firme censura por tal acción”.

Res. 106 (29 de marzo, 1955) – Condena el ataque de israel sobre las fuerzas egipcias en la Franja de Gaza el 28 de febrero de 1955.

Res. 111 (19 de enero, 1956) – Condena el ataque de israel a Siria el 11 de diciembre de 1955 como una “flagrante violación del cese al fuego” y el acuerdo de armisticio.

Res. 119 (31 de octubre, 1956) – Considera que “una grave situación se ha creado” por el ataque en contra de Egipto por las fuerzas de Gran Bretaña, Francia e israel.

Res. 171 (9 de abril, 1962) – Reafirma la resolución 111 y determina que el ataque de israel sobre Siria en 16 y 17 de marzo de 1962 “constituye una violación flagrante de esa resolución”.

Res. 228 (25 de noviembre, 1966) – “Deplora la pérdida de vidas y fuerte daño a las propiedades que resultaron de esta acción” por israel en el sur del área de Hebrón el 13 de noviembre de 1966 y “Censura a israel por esta acción militar de gran escala en violación de la Carta de las Naciones Unidas” y del acuerdo de armisticio entre israel y Jordania.

Res. 237 (14 de junio de 1967) – Pide a israel “que garantice la seguridad, bienestar y seguridad de los habitantes donde las operaciones militares han tomado lugar” durante la guerra lanzada por israel el 5 de junio de 1967 “y para facilitar el regreso de los habitantes que han huido de las zonas desde el estallido de las hostilidades”.

Res. 242 (22 de noviembre, 1967) – Enfatiza que “es inadmisible la adquisición de territorio por medio de la guerra”, resalta que los estados miembros tienen el compromiso de acatar la Carta de las Naciones Unidas y pide la “retirada de las fuerzas armadas israelíes de los territorios ocupados” durante la guerra de junio de 1967.

Res. 248 (24 de marzo, 1968) – Observa que el ataque israelí sobre Jordania “fue de gran escala y cuidadosamente planeado”, “Deplora la pérdida de vidas y el fuerte daño a la propiedad”, “Condena las acciones militares lanzadas por israel en flagrante violación a la Carta de las Naciones Unidas y las resoluciones de alto al fuego”, y “Pide que israel desista de” nuevas violaciones a la resolución 237.

Res. 250 (27 de abril, 1968) – Considera “que la celebración de un desfile militar en Jerusalén agravará las tensiones en la zona y tendrá un efecto adverso en la solución pacífica de los problemas en la zona” y “Pide a israel se abstenga de llevar a cabo el desfile militar en Jerusalén el cual se contempla para el 2 de mayo de 1968.

Res.251 (2 de mayo, 1968) – Recuerda la resolución 250 y “Deplora profundamente que israel mantenga el desfile militar en Jerusalén” el 2 de mayo de 1968 “sin respetar” la resolución 250.

Res. 252 (21 de mayo, 1968) – “Deplora las desconsideración de israel por acatar” las resoluciones de 2253 y 2254 de la Asamblea General, considera la anexión de Jerusalén a israel “inválida” y pide a israel “rescindir todas las medidas que se han tomado y desistir inmediatamente de tomar cualquier otra acción que tienda a cambiar el estatus de Jerusalén”.

Res. 256 (16 de agosto, 1968) – Recuerda “la flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas” de israel condenada en la resolución 248, observa que más ataques aéreos a Jordania por israel “fueron de gran escala y cuidadosamente planeados en violación a la resolución 248”, “Deplora la pérdida de vidas y el fuerte daño a las propiedades”, y condena los ataques de israel.

Res. 259 (7 de septiembre, 1968) – Expresa su preocupación por “la seguridad, bienestar y protección de los palestinos “bajo la ocupación militar por israel”, deplora “el retraso en la implementación de la resolución 237 (1867) por las condiciones aún establecidas por israel al recibir a un Representante Especial de la Secretaría General”, y pide a israel recibir al Representante Especial y facilitar su trabajo.

Res. 262 (31 de diciembre, 1968) – Observa “que la acción militar por las fuerzas armadas de israel en contra del Aeropuerto Internacional de Beirut fue premeditado, de gran escala y cuidadosamente planeado” y condena a israel por el ataque.

Res. 265 (1 de abril 1969) – Expresa “profunda preocupación porque los recientes ataques a poblaciones jordanas y a otras zonas pobladas fueron planeadas previamente, en violación de las resoluciones” 248 y 256, “Deplora la pérdida de vidas civiles y el daño a las propiedades”, y “Condena los recientes ataques aéreos premeditados lanzados por israel en poblados jordanos y áreas pobladas en flagrante violación a la Carta de las Naciones Unidas y a las resoluciones del cese al fuego”.

Res. 267 (3 de julio, 1969) – Recuerda la resolución 252 y las resoluciones de la Asamblea General 2253 y 2254, señala que “desde la adopción de las resoluciones mencionadas más arriba, israel ha tomado medidas tendientes a cambiar el estatus de Jerusalén”, reafirma “que el principio establecido de adquisición de territorio por medio de conquista militar es inadmisible”, “Deplora la desconsideración de israel de mostrar cualquier respeto por las resoluciones”, “Censura en los más duros términos todas las medidas tomadas para cambiar el estatus de la Ciudad de Jerusalén”, “Confirma que todas las medidas legislativas y administrativas y las acciones tomadas por israel que pretenden alterar el estatus de Jerusalén, incluyendo la expropiación de tierras y propiedades a partir de aquí, no son válidas y no pueden cambiar de estatus”, y urgentemente pide a israel que anule las medidas tomadas para anexarse a Jerusalén.

Res. 270 (26 de agosto, 1969) – “Condena el ataque aéreo premeditado por israel a pueblos en el sur del Líbano en violación de sus obligaciones bajo la Carta y las resoluciones del Consejo de Seguridad”.

Res. 271 (15 de septiembre, 1969) – Expresa su pena “por el extenso daño causado por el incendio provocado a la Sagrada Mezquita Al-Aqsa en Jerusalén” el 21 de agosto de 1961 “bajo la ocupación militar israelí”, reafirma “que el principio establecido de adquisición de territorio por medio de conquista militar es inadmisible”, “Determina que el execrable acto de irreverencia y profanación a la Sagrada Mezquita de Al-Aqsa enfatiza la inmediata necesidad de que israel desista de actuar en violación”, resoluciones anteriores y medidas de rescisión para anexar Jerusalén, pide a Israel “observar las disposiciones de la Convención de Ginebra y del derecho internacional que rige la ocupación militar” y condena la desconsideración de israel para cumplir con las resoluciones previas.

Res. 279 (12 de mayo, 1970) – “Demanda la inmediata retirada de todas las fuerzas armadas del territorio libanés.”

Res. 280 (19 de mayo, 1970) – Expresa su convicción de que “el ataque militar en contra de Líbano fue premeditado, de gran escala y ciudadosamente planeado”, recuerda la resolución 279 “demandando la inmediata retirada de todas las fuerzas israelíes del territorio libanés”, condena las violaciones israelíes a las resoluciones 262 y 270, “Condena a israel por su acción militar premeditada en violación de sus obligaciones bajo la Carta de las Naciones Unidas”, y “Deplora la pérdida de vidas y daño a propiedades causados como resultado” de las violaciones de israel a las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Res. 285 (5 de septiembre, 1970) – “Demanda la total e inmediata retirada de todas las fuerzas armadas del territorio libanés.”

Res. 298 (25 de septiembre, 1971) –  Recuerda las resoluciones 252 y 267 y las resoluciones 2253 y 2254 de la Asamblea General relativas a las medidas de israel para anexarse a Jerusalén, reafirma “que el principio establecido de adquisición de territorio por medio de conquista militar es inadmisible”, señala “el no cumplimiento por israel” de las resoluciones recordadas, lamenta que israel no haya respetado las resoluciones, confirma que las acciones de israel “son totalmente inválidas” y pide urgentemente a israel para que no tome “medidas adicionales en el sector ocupado de Jerusalén” para cambiar el estatus de la ciudad.

Res. 313 (28 de febrero, 1972) – “Demanda que israel desista y se abstenga inmediatamente de cualquier acción militar por tierra o por aire en contra de Líbano y en seguida retire todas sus fuerzas militares del territorio libanés.”

Res. 316 (26 de junio, 1972) – Deplora “la trágica pérdida de vidas por todos los actos de violencia”, expresa una grave preocupación “por la falta de consideración de israel para acatar las resoluciones 262,270,280,285 y 313 del Consejo de Seguridad “pidiendo a israel que desista inmediatamente de cualquier violación de la soberanía y la integridad territorial de Líbano”, pide a israel que acate las resoluciones y condena “los repetidos ataques de las fuerzas israelíes en el territorio libanés y en su población en violación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y las obligaciones de israel en virtud de la misma.

Res. 317 (21 de julio, 1972) – Toma nota de la resolución 316, lamenta el hecho de que israel aún no haya liberado el 21 de junio de 1972 “a personal militar y de seguridad de Siria y Líbano secuestrados por las fuerzas armadas israelíes del territorio libanés” y pide a israel que libere a estos prisioneros.

Res. 332 (21 de abril, 1973) – “Condena los ataques militares repetidos llevados a cabo por israelíes en contra de Líbano y las violaciones a la integridad territorial y soberanía de Líbano” en violación a la Carta de las Naciones Unidas, el acuerdo de armisticio y las resoluciones de alto al fuego.

Res. 337 (15 de agosto, 1973) – Da cuenta de que “las violaciones a la soberanía de Líbano y a su integridad territorial” por parte de israel ” y el secuestro, por la fuerza aérea israelí, de un avión civil libanés rentado a una aerolínea iraquí”, expresa graves preocupaciones “de que tal acto llevado a cabo por israel, un Miembro de las Naciones Unidas, constituye una seria interferencia con la aviación civil internacional y violación a la Carta de las Naciones Unidas”, reconoce “que tal acto puede poner en peligro las vidas y seguridad de los pasajeros y tripulación y viola las disposiciones de las convenciones internacionales que salvaguardan la aviación civil”, condena a israel “por violar la soberanía de Líbano y su integridad territorial y por el desvío forzoso y captura por la fuerza aérea de israel de un avión de pasajeros libanés del espacio aéreo libanés”, y considera que las acciones de israel constituyen una violación al acuerdo del armisticio, las resoluciones de cese al fuego, la Carta de las Naciones Unidas, “las convenciones internacionales sobre aviación civil y los principios del derecho internacional y moralidad”.

Res. 347 (24 de abril, 1974) – “Condena las violaciones de israel a la integridad territorial e integridad en Líbano y pide una vez más que el gobierno de israel se abstenga de futuras acciones militares y amenazas en contra de Líbano”, pide a israel “que libere y regrese a Líbano a los civiles libaneses.”

Res. 425 (19 de marzo, 1978) – “Pide el estricto respeto de la integridad territorial, soberanía e independencia política de Líbano dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente”, y “Llama a israel a que cese inmediatamente su acción militar en contra de la integridad territorial de Líbano y que retire enseguida sus fuerzas de todo el territorio libanés”.

Res. 427 (3 de mayo, 1978) – “Llama a israel a completar su retiro de todo el territorio libanés sin más demora.”

Res. 446 (29 de marzo, 1979) – Ratifica “una vez más que la Cuarta Convención de Ginebra… es aplicable a los territorios árabes ocupados por israel desde 1967, incluyendo a Jerusalén”, “Determina que la política y prácticas de israel al establecer asentamientos en los territorios palestinos ocupados y otros territorios árabes desde 1967 no tienen validez legal y constituyen una seria obstrucción para alcanzar una paz amplia, justa y duradera en Medio Oriente”, “Deplora enérgicamente el fracaso de israel de atenerse a “las resoluciones 237, 252 y 298, y a las resoluciones de la Asamblea General 2253 y 2254, y pide a israel “como potencia ocupante” atenerse a la Cuarta Convención de Ginebra para “anular sus medidas previas y para desistir de cualquier acción que pudiera resultar en el cambio del estatus legal y geográfico y afectar sustancialmente la composición demográfica de los territorios árabes ocupados desde 1967, incluyendo a Jerusalén, y, en particular, no transferir partes de su propia población civil dentro de los territorios árabes ocupados”.

Res. 450 (14 de junio, 1979) – “Deplora enérgicamente los actos de violencia en contra de Líbano que han llevado al desplazamiento de civiles, incluyendo palestinos, y que trajo destrucción y pérdida de vidas inocentes”, y pide a israel que termine con las acciones en contra del Líbano, “en particular sus incursiones dentro de Líbano y la ayuda que continúa prestando a grupos armados irresponsables”.

Res. 452 (20 de julio, 1979) – Deplora enérgicamente “la falta de cooperación de israel” con la Comisión del Consejo de Seguridad “establecido bajo la resolución 446 (1979) para examinar la situación respecto de los asentamientos en los territorios árabes ocupados desde 1967, incluyendo Jerusalén”, considera que la política de israel al establecer asentamientos en los territorios árabes ocupados no tiene validez legal y constituye una violación a la Cuarta Convención de Ginebra”, expresa su profunda preocupación por la política israelí de construir asentamientos “en los territorios árabes ocupados, incluyendo Jerusalén, y sus consecuencias para la población árabe y palestina” y llama a israel para que cese tales actividades.

Res. 465 (1 de marzo, 1980) – Deplora enérgicamente el rechazo israelí de cooperar con la Comisión del Consejo de Seguridad, lamenta el “rechazo formal” israelí de las resoluciones 446 y 452, deplora la decisión israelí de “apoyar oficialmente los asentamientos israelíes” en los territorios ocupados, expresa su profunda preocupación sobre su política de asentamientos “y sus consecuencias para la población local árabe y palestina”, “Deplora enérgicamente la decisión de israel de prohibir el libre viaje” del alcalde de Hebrón “para comparecer ante el Consejo de Seguridad” y “Determina que todas las medidas adoptadas por israel para cambiar el carácter físico, la composición demográfica, la estructura institucional o el estatus de Palestina y otros territorios árabes ocupados desde 1967, incluyendo Jerusalén, o cualquier parte de la misma, no tienen validez legal y que la política de israel y sus práctica de asentar a parte de su población o a nuevos inmigrantes en esos territorios constituye una flagrante violación de la Cuarta Convención de Ginebra”.

Res. 467 (24 de abril, 1980) – “Condena todas las acciones contrarias a” las resoluciones 425, 426, 427, 434, 444, 450 y 459 “y, en particular, deplora enérgicamente” cualquier violación de la soberanía libanesa y su integridad territorial” y “la intervención militar de israel en el Líbano.”

Res. 468 (8 de mayo, 1980) – Expresa su profunda preocupación “por la expulsión por parte de las autoridades militares de ocupación de los Alcaldes de Hebrón y Halhoul y el juez Sharia de Hebrón” y “pide al gobierno de israel como potencia ocupante que anule estas medidas ilegales y facilitar el inmediato regreso de los líderes palestinos expulsados para que puedan reanudar las funciones por las que fueron elegidos y designados”.

Res. 469 (20 de mayo, 1980) – Recuerda la Cuarta Convención de Ginebra “y en particular el artículo 1 en donde se lee ‘Las Altas Partes Contratantes se comprometen a respetar y a hacer respetar la presente Convención en cualquier circunstancia’, y el artículo 49, en donde se lee “Se prohiben las transferencias forzadas de individuos o masas, así como las deportaciones de personas protegidas del territorio ocupado al territorio de la potencia ocupante o a la de cualquier otro país, ocupado o no, independientemente de su motivo’, “Deplora enérgicamente el hecho de que el gobierno israelí no haya implementado la resolución 468 del Consejo de Seguridad”, “Nuevamente demanda al gobierno de israel, como potencia ocupante, para que rescinda las medidas ilegales tomadas por las autoridades militares israelíes de ocupación al expulsar a los alcaldes de Hebrón y Halhoul y al juez de la Sharia de Hebrón, y para facilitar el inmediato regreso de los líderes palestinos expulsados para que puedan reanudar las funciones por las que fueron elegidos y designados”.

Res. 471 (5 de junio, 1980) – Recuerda “una vez más” la Cuarta Convención de Ginebra, “y en particular el artículo 27, que dice ‘las personas protegidas tiene derecho, en todas las circunstancias, al respeto de sus personas… Deberán ser tratadas con humanidad en todo momento, y deberán ser protegidas especialmente en contra de todos los actos de violencia o amenazas…”, reafirma la relevancia en la Cuarta Convención de Ginebra “de los territorios árabes ocupados por israel desde 1967, incluyendo a Jerusalén”, manifiesta una profunda preocupación “de que los colonos judíos en los territorios árabes ocupados tienen permiso de llevar armas, permitiéndoles así que cometan crímenes en contra de la población civil árabe”, “Condena el intento de asesinato en contra de los Alcaldes de Nablus, Ramallah y Al Bireh y pide el arresto inmediato y la acusación de los responsables de esos crímenes”, “Expresa su profunda preocupación de que israel, como la potencia ocupante, no ha proporcionado una protección adecuada a la población civil en los territorios ocupados de acuerdo con las disposiciones de la Convención de Ginebra relativa a la protección de la población civil en tiempos de guerra”, y pide a israel “que brinde a las víctimas la adecuada compensación por el daño sufrido como resultado de estos crímenes”, “Demanda nuevamente al gobierno de israel respetar y obedecer las disposiciones de” la Cuarta Convención de Ginebra y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad”, “Pide una vez más a todos los Estados no suministrar a israel ninguna ayuda que sea usada específicamente en conexión (sic) con los asentamientos en los territorios ocupados”, “Reitera la imperiosa necesidad de terminar la prolongada ocupación de los territorios árabes ocupados por israel desde 1967, incluyendo Jerusalén”.

Res. 476 (30 de junio, 1980) – Reitera que “la adquisición de territorio por medio de la fuerza es inadmisible”, deplora “la insistencia de israel de cambiar el carácter físico, la composición demográfica, la estructura institucional y el estatus de la Ciudad Santa de Jerusalén”, expresa grave preocupación “por las medidas legislativas iniciadas en la Knesset israelí con el objetivo de cambiar el carácter y el estatus de la Ciudad Santa de Jerusalén”, reafirma la imperiosa necesidad de terminar con la prolongada ocupación de los territorios árabes ocupados por israel desde 1967, incluyendo Jerusalén”, “Deplora enérgicamente el continuo rechazo de israel, la potencia ocupante, de acatar las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General”, “Reconfirma que todas las medidas legislativas y administrativas y las acciones tomadas por israel, la potencia ocupante, que pretenden alterar el carácter de la Ciudad Santa de Jerusalén no tienen ninguna validez legal y constituyen una flagrante violación de la Cuarta Convención de Ginebra”, “Reitera que todas estas medidas… son inválidas y deben ser rescindidas de conformidad con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad”, y “Pide con urgencia a israel, la potencia ocupante, que acate estas y otras resoluciones anteriores del Consejo de Seguridad y que desista de inmediato de continuar con la política y medidas que afecten el carácter y estatus de la Ciudad Santa de Jerusalén.”

Res. 478 (20 de agosto, 1980) – Reafirma “nuevamente que la adquisición de territorio a través de la fuerza es inadmisible”, subraya “que israel no ha cumplido con la resolución 476”, “Reprueba en los términos más enérgicos la promulgación por israel de la “ley fundamental” sobre Jerusalén y la negativa de acatar las resoluciones pertinentes”, “Afirma que la promulgación de la “ley fundamental” por israel constituye una violación al derecho internacional”, “Determina que todas las medidas legislativas y administrativas y acciones tomadas por israel, la potencia ocupante, que ha cambiado o pretendido cambiar el carácter y estatus de la Ciudad Santa de Jerusalén, y en particular la reciente “ley fundamental” sobre Jerusalén, son inválidas y deben ser rescindidas inmediatamente”.

Res. 484 (19 de diciembre, 1980) – Expresa “grave preocupación por la expulsión por israel del alcalde de Hebrón y del alcalde de Halhoul”, “Reafirma la relevancia de” la Cuarta Convención de Ginebra “con todos los territorios árabes ocupados por israel en 1967”, “Pide a israel, la potencia ocupante, que se adhiera a las disposiciones de la Convención”, y “Declara imperativo que al Alcalde de Hebrón y al Alcalde de Halhoul les sea permitido regresar a sus hogares y reanuden sus responsabilidades”.

Res. 487 (19 de junio, 1981) – Expresa plena conciencia “del hecho de que Iraq ha sido parte del Tratado de No-Proliferación de Armas Nucleares desde que entró en vigor en 1970, que de acuerdo con ese Tratado, Iraq ha aceptado que la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) garantice todas sus actividades nucleares y la Agencia ha testificado que estas garantías han sido satisfactoriamente aplicadas hasta ahora”, subraya “además que israel no se ha adherido al Tratado de No-Proliferación”, expresa profunda preocupación “Sobre el peligro para la paz y seguridad internacional creado por el ataque aéreo israelí premeditado contra las instalaciones nucleares iraquíes el 7 de junio de 1981, que podría en cualquier momento explotar la situación en la zona, con graves consecuencias para los intereses vitales para todos los Estados”, “Condena enérgicamente el ataque militar por israel en clara violación de la Carta de las Naciones Unidas y las normas de conducta internacional”, “Además considera que dicho ataque constituye una grave amenaza para todo el régimen de salvaguardias de la IAEA, que es la base del Tratado de No Proliferación”, “Reconoce completamente el derecho inalienable de Iraq, y todos los otros Estados, especialmente las naciones desarrolladas, para establecer programas de desarrollo tecnológico y nuclear para desarrollar su economía e industria con objetivos pacíficos de acuerdo con sus necesidades presentes y futuras y consistente con objetivos aceptados internacionalmente para prevenir la proliferación de armas nucleares”, y “Pide a israel urgentemente poner sus instalaciones nucleares bajo la salvaguarda de la IAEA”.

Res. 497 (17 de diciembre, 1981) – “Reafirma que la adquisición de territorio por medio de la fuerza es inadmisible, de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas, los principios del derecho internacional y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad”, Determina que la decisión israelí de imponer las leyes, la jurisdicción y la administración en los ocupados Altos del Golán es inválida y sin efecto legal internacional”, “Demanda que israel, la potencia ocupante, rescinda inmediatamente su decisión” y “Determina que todas las disposiciones de la” Cuarta Convención de Ginebra “continúen aplicándose al territorio sirio ocupado por israel desde junio de 1967”.

Res. 501 (25 de febrero, 1982) –  Reafirma la resolución 425 pidiendo a israel que cese su acción militar en contra de Líbano.

Res. 509 (6 de junio, 1982) – “Exige que israel retire todas sus fuerzas militares inmediata e incondicionalmente hacia las fronteras internacionales reconocidas de Líbano”.

Res. 515 (29 de julio, 1982) – “Exige que el gobierno de israel levante de inmediato el bloqueo de la ciudad de Beirut para permitir el envío de suministros para las urgentes necesidades de la población civil y permita la distribución de ayuda provista por las Agencias de las Naciones Unidas y de organizaciones no gubernamentales, particularmente el Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC)”.

Res. 517 (4 de agosto,1982) – Expresa profunda conmoción y alarma “por la deplorables consecuencias de la invasión de israel a Beirut el 3 de agosto de 1982”, “Confirma una vez más sus demandas para un inmediato cese al fuego y retiro de las fuerzas militares en Líbano”, y “Censura a israel por su fracaso para cumplir con” las resoluciones 508, 509, 512, 513, 5151 y 516.

Res. 518 (12 de agosto, 1982) – “Demanda que israel y todas las partes en el conflicto observen estrictamente los términos de las resoluciones del Consejo de Seguridad pertinentes al inmediato cese de todas las actividades militares con Líbano y, particularmente en y alrededor de Beirut”, “Demanda levantar todas las restricciones sobre la ciudad de Beirut para permitir la entrada libre de suministros para enfrentar las necesidades urgentes de la población civil en Beirut”.

Res. 520 (17 de septiembre, 1982) – “Condena las recientes incursiones israelíes dentro de Beirut en violación de los acuerdos del cese al fuego y de las resoluciones del Consejo de Seguridad”, y “Demanda el inmediato retorno a las posiciones ocupadas por israel antes” del 15 de septiembre de 1982 “como un primer paso hacia la total implementación de las resoluciones del Consejo de Seguridad”.

Res. 521 (19 de septiembre, 1982) – “Condena la masacre criminal de civiles palestinos en Beirut” en los campos de refugiados Sabra y Shatila.

Res. 573 (4 de octubre, 1985) – “Condena enérgicamente el acto de agresión armada perpetrado por israel en contra del territorio tunecino en flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y las norma de conducta”.

Res. 592 (8 de diciembre, 1986)  – Reafirma que la Cuarta Convención de Ginebra “es aplicable a los palestinos y a otros territorios árabes ocupados por israel desde 1967, incluyendo a Jerusalén” y “Deplora enérgicamente la apertura al fuego del ejército de israel resultando en el asesinato y heridas de estudiantes indefensos”.

Res. 605 (22 de diciembre, 1987) – “Deplora enérgicamente aquellas prácticas y políticas de israel, la potencia ocupante, que viola los derechos humanos del pueblo palestino en los territorios ocupados y, en particular, la apertura del fuego por parte del ejército israelí, resultando en el asesinato y heridas de civiles palestinos indefensos”, y reafirma la pertinencia de la Cuarta Convención de Ginebra “para los palestinos y otros territorios árabes ocupados por israel desde 1967, incluyendo Jerusalén”.

Res. 607 (5 de enero, 1988) – Expresa “grave preocupación sobre la situación en los territorios ocupados palestinos”, añade “la decisión de israel, la potencia ocupante, de ‘continuar la deportación’ de civiles palestinos en los territorios ocupados”, “reafirma una vez más” la pertinencia de la Cuarta Convención de Ginebra “para los palestinos y otros territorios ocupados por israel desde 1967, incluyendo Jerusalén”, “Pide a israel abstenerse de deportar a cualquier civil palestino de los territorios ocupados”, y ” Enérgicamente pide a israel, la potencia ocupante, que acate sus obligaciones derivadas de la Convención”.

Res. 608 (14 de enero, 1988) – Reafirma la resolución 607, expresa que “lamenta profundamente que israel, la potencia ocupante, desafiando esa resolución, ha deportado civiles palestinos”, y “Pide a israel que rescinda la orden de deportar civiles palestinos y asegurar la seguridad e inmediato regreso a los territorios ocupados de aquellos que han sido ya deportados”.

Res. 611 (25 de abril, 1988) – Observa “con preocupación que la agresión perpetrada” por israelíes el 16 de abril de 1988 “en la localidad de Sidi Bou Said”, en Túnez, “ha provocado la pérdida de vidas humanas, particularmente el asesinato del sr. Khalil El Wazir”, y “Condena enérgicamente la agresión perpetrada… en contra de la soberanía y la integridad territorial de Túnez en flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y las normas de conducta”.

Res. 636 (6 de julio, 1989) – Reafirma las resoluciones 607 y 608, observa “que israel, la potencia ocupante, tiene una vez más, desafía esas resoluciones al deportar a ocho civiles palestinos el 29 de junio de 1989”, Expresa lamento por “la continua deportación por israel, la potencia ocupante, de civiles palestinos”, “Pide a israel que garantice la seguridad y el regreso inmediato a los territorios ocupados palestinos de aquellos deportados y para que desista de inmediato de deportar a cualquier otro civil palestino”, y “reafirma que” la Cuarta Convención de Ginebra “es aplicable a los territorios palestinos, ocupados por israel desde 1967, incluyendo Jerusalén, y a los otros territorios ocupados árabes”.

Res. 641 (30 de agosto, 1989) – Reafirma las resoluciones 607, 608 y 636, observa que israel “una vez más, desafiando esas resoluciones, deportó cinco civiles palestinos  el 27 de agosto de 1989”, y “Deplora las continuas deportaciones por israel, la potencia ocupante, de civiles palestinos”.

Res. 672 (12 de octubre, 1990) – “Expresa alarma por la violencia que tuvo lugar” el 8 de octubre de 1990, “en el Al Haram al Shareef y otros Lugares Santos de Jerusalén resultando en más de veinte asesinatos de palestinos y más de ciento cincuenta personas heridas, incluyendo civiles palestinos e inocentes devotos”, “Condena especialmente los actos de violencia cometida por fuerzas israelíes que resultaron en heridas y pérdida de vidas humanas”, y “Solicita, en relación con la decisión del Secretario General del envío de una misión a la región, a lo que el Consejo da la bienvenida, que le entregue un informe antes del final de octubre de 1990 conteniendo sus hallazgos y conclusiones y que use todos los recursos convenientes de las Naciones Unidas en la región para la realización de la misión”.

Res. 673 (24 de octubre, 1990) – “Deplora la negativa del gobierno de israel a recibir la misión del Secretario General en la región”, y “Urge al gobierno israelí a reconsiderar su decisión e insiste que si cumple totalmente con la resolución 672 (1990) y permitir que la misión del Secretario General continúe para proceder con su propósito”.

Res. 681 (20 de diciembre, 1990) – Reafirma “las obligaciones de los Estados Miembros bajo la Carta de las Naciones Unidas”, reafirma “también el principio de la inadmisibilidad de la adquisición de territorio por la guerra”, expresa alarma “por la decisión del gobierno de israel de deportar cuatro palestinos de los territorios ocupados en contravención de las obligaciones bajo la Cuarta Convención de Ginebra” en contravención a las resoluciones 607, 608, 636 y 641, “Expresa su profunda preocupación por el rechazo de israel de las resoluciones del Consejo de Seguridad” 672 y 673, y “Deplora la decisión del gobierno de israel, la potencia ocupante, por reanudar las deportaciones de los civiles palestinos en los territorios ocupados”.

Res. 694 (24 de mayo, 1991) – Reafirma la resolución 681 pidiendo a israel respetar la Cuarta Convención de Ginebra, observa “con profunda preocupación y consternación de que israel ha violado las obligaciones contraídas en virtud de la Cuarta Convención de Ginebra de 1949 y ha actuado en oposición a las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y para el detrimento de los esfuerzos para alcanzar una paz amplia, justa y duradera en Medio Oriente, deportando a cuatro civiles palestinos”, el 18 de mayo de 1991, “Declara que la acción de las autoridades israelíes al deportar cuatro palestinos… es en violación de la Cuarta Convención de Ginebra…, lo que es aplicable a todos los territorios palestinos ocupados por israel desde 1967, incluyendo Jerusalén”, y “Deplora esta acción y reitera que israel, la potencia ocupante, se abstenga de deportar a cualquier civil palestino de los territorios ocupados y asegura la seguridad e inmediato regreso de todos los deportados”.

Res. 726 (6 de enero, 1992) – Recuerda las resoluciones 607, 608, 636, 641 y 694 llamando a israel a respetar la Cuarta Convención de Ginebra, “Condena enérgicamente la decisión de israel, la potencia ocupante, de reanudar las deportaciones de los civiles palestinos”, “Reafirma la aplicabilidad de la Cuarta Convención de Ginebra… en todos los territorios palestinos ocupados por israel desde 1967, incluyendo a Jerusalén”, y “solicita a israel, la potencia ocupante, que garantice la seguridad e regreso inmediato a los territorios ocupados de todos los deportados”.

Res. 799 (8 de diciembre, 1992) – Reafirma las resoluciones 607, 608, 636, 641, 681, 694 y 726 pidiendo a israel que respete la Cuarta Convención de Ginebra, observa “con profunda preocupación que israel, la potencia ocupante, en contravención con sus obligaciones bajo la Cuarta Convención de Ginebra… deportó a Líbano” el 17 de diciembre de 1992 “a cientos de civiles palestinos de los territorios ocupados por israel desde 1967, incluyendo Jerusalén”, “Condena enérgicamente la acción tomada por israel, la potencia ocupante, de deportar cientos de civiles palestinos y expresa su firme oposición a cualquier deportación por parte de israel”, “Reafirma la pertinencia de la Cuarta Convención de Ginebra… en todos los territorios ocupados palestinos por israel desde 1967, incluyendo a Jerusalén, y afirma que la deportación de civiles constituye una contravención de sus obligaciones bajo la Convención”, y “Demanda que israel, la potencia ocupante, garantiza la seguridad e inmediato regreso a los territorios ocupados de todos los deportados”.

Res. 904 (18 de marzo, 1994) – Expresa conmoción por “la horrorosa masacre cometida en contra de devotos palestinos en la Mezquita de Ibrahim en Hebrón” el 25 de febrero de 1994 por el colono judío Baruch Goldstein “durante el mes sagrado del Ramadán”, expresa grave preocupación con “las pérdidas consecuentes en los territorios ocupados palestinos como resultado de la masacre, que enfatiza la necesidad de brindar protección y seguridad del pueblo palestino”, observa “la condena de esta masacre por la entera comunidad internacional”, “Condena enérgicamente la masacre en Hebrón y su secuela que tomó las vidas de más de cincuenta civiles palestinos y otros varios cientos de heridos”, y “Pide a israel, la potencia ocupante, que tome e implemente medidas, incluyendo, entre otros, confiscación de armas, con el propósito de prevenir actos ilegales de violencia por los colonos israelíes”.

Res. 1073 (28 de septiembre, 1996) – Expresa “su profunda preocupación por los trágicos eventos en Jerusalén y las áreas de Nablus, Ramallah, Belén y la Franja de Gaza, que resultaron en un gran número de muertos y heridos entre los civiles palestinos, y también preocupación por los enfrentamientos entre el ejército israelí y la policía palestina y las bajas en ambos lados”, y “Pide que la seguridad y protección para los civiles palestinos sea garantizada”.

Res. 1322 (7 de octubre, 2000) – Expresa su profunda preocupación “por los trágicos eventos que han tenido lugar” desde el 28 de septiembre de 2000 “que han llevado a numerosas muertes y heridos, principalmente entre palestinos”, “Deplora la provocación llevada a cabo en Al-Haram Al-Sharif en Jerusalén” el 28 de septiembre de 2000 “y la violencia subsecuente ahí y en otros Lugares Santos, así como en otras áreas a lo largo de los territorios ocupados por israel desde 1967, resultando en más de 80 palestinos muertos y muchas otras bajas”, “Condena los actos de violencia, especialmente la fuerza excesiva usada contra los palestinos, resultando en heridas y pérdida de vidas humanas” y “Pide a israel, la potencia ocupante, para continuar meticulosamente con sus obligaciones legales y sus responsabilidades bajo la Cuarta Convención de Ginebra”.

Res. 1402 (30 de marzo, 2002) -Expresa su grave preocupación “por el deterioro adicional de la situación, incluyendo los recientes atentados suicidas en israel y el ataque militar en contra de la sede central del presidente de la Autoridad Palestina”, “Pide a ambas partes que adopten de inmediato un significativo cese al fuego” y “pide la retirada de las tropas israelíes de las ciudades palestinas, incluyendo Ramallah”.

Res. 1403 (4 de abril, 2002) – Expresa su seria preocupación “por el deterioro adicional sobre el terreno” y “Demanda la implementación de su resolución 1402 (2002) sin demora”.

Res. 1405 (19 de abril, 2002) – Expresa su preocupación por “la grave situación humanitaria de la población civil palestina, en particular los reportes del campo de refugiados Jenin de un número desconocido de muertes y destrucción”, pide que se “levanten las restricciones impuestas, en particular en Jenin, a las operaciones de organizaciones humanitarias, incluido el Comité Internacional de la Cruz Roja y el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente”, y “Enfatiza la urgencia de acceso de las organizaciones médicas y humanitarias a la población civil del pueblo palestino”.

Res. 1435 (24 de septiembre, 2002) – Expresa grave preocupación “por la reocupación de las instalaciones del Presidente de la Autoridad Palestina en la Ciudad de Ramallah que tomó lugar” el 19 de septiembre de 2002, demanda “su terminación inmediata”, expresa alarma “por la reocupación de ciudades palestinas así como las severas restricciones impuestas a la libertad de movimiento de personas y bienes, y seriamente preocupado por la crisis humanitaria que enfrenta el pueblo palestino”, reitera “las necesidad de respeto de todas las circunstancias del derecho internacional humanitario, incluida la Cuarta Convención de Ginebra relativa a la protección de civiles en tiempos de guerra”, “Demanda que israel cese de inmediato las medidas en Ramallah y sus alrededores incluyendo la destrucción de la infraestructura civil y de seguridad palestina”, y “exige también el retiro expedito de las fuerzas de ocupación israelíes de las ciudades palestinas hacia el regreso a las posiciones antes de septiembre de 2000”.

Res. 1544 (19 de mayo de 2004) – Reafirma las resoluciones 242, 338, 446, 1322, 1397, 1402, 1405, 1435 y 1515, reitera “la obligación de israel, la potencia ocupante, para cumplir escrupulosamente sus obligaciones y responsabilidades legales en virtud de la Cuarta Convención de Ginebra relativa a la protección de las personas civiles en tiempos de guerra”, “pide a israel que aborde las necesidades de seguridad dentro de los límites del derecho internacional”, expresa “grave preocupación por el continuo deterioro de la situación sobre el terreno en los territorios ocupados por israel desde 1967”, condena “los asesinatos de civiles palestinos que tuvieron lugar en la zona de Rafah”, expresa grave preocupación “por la reciente demolición de hogares por parte de israel, la potencia ocupante, en el campo de refugiados de Rafah”, reafirma “su apoyo a la Hoja de Ruta, respaldada por la resolución 1515”, “Pide el respeto de sus obligaciones bajo la ley internacional humanitaria, e insiste, en particular, sobre su obligación de no proceder a la demolición de viviendas contrarias a esa ley” y “Pide a ambas partes la inmediata implementación de sus obligaciones bajo la Hoja de Ruta”.

Res. 1701 (11 de agosto, 2006) – Expresa su extrema preocupación por la continua escalada de las hostilidades en Líbano e israel” que “ya han causado cientos de muertes y heridos” y “daño extenso a la infraestructura civil y cientos de miles de personas internamente desplazadas”, y “Pide por un cese total de las hostilidades” incluyendo “el cese inmediato de las hostilidades” incluyendo “el cese inmediato por parte de israel de todas las operaciones ofensivas”.

Res. 1860 (8 de enero, 2009) – Expresa “grave preocupación por la escalada de violencia y el deterioro de la situación, en particular el resultado de intensas pérdidas de civiles debido al rechazo a extender el periodo de calma”, expresa “grave preocupación también por la profunda crisis humanitaria en Gaza”, “pide un inmediato alto al fuego, duradero y plenamente respetado que lleve a una total retirada de las fuerzas israelíes de Gaza”, “Pide que se garantice la prestación y distribución sin obstáculos de asistencia humanitaria en Gaza, incluyendo la alimentación, el combustible y los tratamientos médicos”, y “Condena toda la violencia y hostilidades dirigidas contra civiles y todos los actos de terrorismo”.

Anuncios