El viaje termina

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Han sido 68 años, desde la Nakba, que te desplazaron. Lo peor de todo es que tu familia se ha fracturado completamente. La familia de tu esposo permanece en lo que hoy es israel, tu hermano en Siria y después desplazado otra vez, tu hermana en Gaza ahora separada de tu sobrina y de su nieto en Jerusalén Este (un lugar que no puedes visitar a pesar de estar tan cerca). Y sobre todo esto, perdiste a tu hijo y tu nieto está en prisión.

Ahora estás en los ochentas. Aún conservas la llave de tu hogar en Iqrit escondida en tu mesa de noche. No has regresado ahí desde entonces. Tu única esperanza de retorno es en un ataúd – israel permite algunos entierros en Iqrit, pero aun así, como vives en Cisjordania, es poco probable. Hasta entonces, sólo puedes soñar.