La Nakba (Catástrofe) 2ª parte

La Intifada termina ¿Qué depara el futuro?

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

La Intifada terminó pero las cicatrices continúan. Extrañas a tu hijo diariamente. Más de 1,000 palestinos fueron asesinados por fuerzas israelíes, incluyendo 237 niños de menos de 17 años. Aproximadamente 120,000 palestinos fueron encarcelados por israel durante la Primera Intifada y muchos permanecen detrás de las rejas.

Esperas que la paz esté en el horizonte. En 1993, el primer ministro Yitzhak Rabin y el líder de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) Yasser Arafat se encuentran en la Casas Blanca para una firma ceremonial de lo que se ha llamado los Acuerdos de Oslo. En 1955, Oslo II [1] también es firmado.

Bajo los Acuerdo de Oslo, Cisjordania es separada en tres áreas: A, B y C. A la Autoridad Palestina, un nuevo cuerpo provisional, se le da aparentemente control completo del Área A, el pedazo más chico de tierra, mientras que el Área B está bajo control conjunto y el Área C cae bajo completo control israelí. La idea es que se logre un acuerdo final de paz en un periodo de cinco años, y todas las área queden bajo la jurisdicción palestina.

Mientras celebras la posibilidad de viabilidad para el Estado de Palestina, a mucho se ha renunciado. Después de los Acuerdos de Oslo, la mayoría del campo de refugiados Aida es clasificada como Área A y queda bajo el control palestino, aunque parte de la periferia cae bajo el control israelí en el Área C. Se han levantado puestos de control y se ha creado un sistema de permisos, lo que complica visitar Jerusalén.

[1] Acuerdo Provisional sobre Cisjordania y la Franja de Gaza.

La frustración te trae recuerdos de tu pueblo, Iqrit…

Extraño mi hogar

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Una anciana refugiada palestina, Om Adnan que tiene 95 años, muestra la llave de su casa en el pueblo árabe de Ber El-Sabaa que fue ocupado por israel en 1948. MEMO.

Todavía extrañas Iqrit. El campo es donde vives, pero no es tu hogar. Como otros desplazados en la Nakba, llevas la llave de tu casa contigo – como un símbolo del regreso. Pero sabes que vivir en Iqrit no haría que todos tus problemas desaparecieran.

Escuchas las dificultades que enfrenta tu cuñado quien huyó a otra parte de israel. Aún hoy, de acuerdo a la organización de derechos humanos palestino-israelí Adalah, los ciudadanos palestinos de israel deben lidiar con aproximadamente 50 leyes estatales y proyectos de ley discriminatorios.

La tabla que sigue muestra algunas leyes practicadas por israel:

Nombre:   Planificación nacional y la ley de construcción

Id del tipo de ley:  Tierra y derechos de planificación, estatus: Activa; año: 1965

Nombre: Ley de Autoridad de Radiodifusión

Id del tipo de ley : Cultura y Lenguaje; estatus: Activa; año: 1965

Nombre: Ley Básica: Tierras de israel

Id del tipo de ley: Tierra y derechos de planificación, estatus: Activa; año: 1960

Nombre: Ley de Administración de Tierras de Israel

Id del tipo de ley: Tierra y derechos de planificación, estatus: Activa; año: 1960

Nombre: Ley Básica: El Knesset

Id del tipo de ley: Participación política, estatus: Activa; año: 1958

Nombre: Ley del Fondo Nacional Judío

Id del tipo de ley: Tierra y derecho de planificación, estatus: Activa; año: 1953

Nombre: Ley de Educación Estatal

Id del tipo de ley: Educación, estatus: Activa; año: 1953

Nombre: Ley de Adquisición de Tierras (Acciones y Compensación)

Id del tipo de ley: Tierra y derechos de planificación, estatus: Activa; año: 1953

Nombre: Ley de la Agencia Judía (Estado) Organización Mundial Sionista

Id del tipo de ley: Cultura y Lenguaje, estatus: Activa; año: 1952

Nombre: Ley de entrada a israel

Id del tipo de ley: Ciudadanía, estatus: Activa; año: 1952

Nombre: Ley de Ciudadanía

Id del tipo de ley: Ciudadanía, estatus: Activa; año: 1952

Nombre: Ley del Retorno

Id del tipo de ley: Ciudadanía estatus, estatus: Activa; año: 1950

Nombre: Ley de Propiedad de Ausentes

Id del tipo de ley: Tierra y derechos de planificación, estatus: Activa; año: 1950

Nombre: Ley del Timbre del Estado

Id del tipo de ley: Símbolos de identidad nacional, estatus: Activa; año: 1949

Nombre: Ley de la Bandera y el Emblema

Id del tipo de ley: Símbolos de identidad nacional, estatus: Activa; año: 1949

Nombre: Ley y Ordenanza del Gobierno, Artículo 18A

Id del tipo de ley: Religión, estatus: Activa; año: 1948

Nombre: Reglamento de Defensa (Situaciones de Emergencia), Reglamento 125 (Zonas Cerradas)

Id del tipo de ley: Tierra y derechos de planificación, estatus: Activa; año: 1945

Nombre: Ordenanzas del Comercio con el Enemigo

Id del tipo de ley: Cultura y Lenguaje, estatus: Activa; año: 1939

Nombre: Proyecto de Ley sobre los Derechos de quienes cumplieron con el Servicio Militar o Nacional 

Id del tipo de ley: Servicio Militar, estatus: Propuesta

Nombre: Proyecto de Ley sobre la Ley de la Función Pública (Nombramientos) – Enmienda (Acción Afirmativa) 

Id del tipo de ley: Servicio Militar, estatus: Propuesta

Sabes que sólo es cuestión de tiempo antes de que empiece otra Intifada

 Año 2000 – La Segunda Intifada

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Han sido 52 años desde que huiste de Iqrit, tu hogar.

Las cosas siguen tensas políticamente en Palestina, a pesar de los esfuerzos por alcanzar la paz. La visita de Ariel Sharon a la Mezquita de Al-Aqsa flanqueado por una fuerza de seguridad de 1000 efectivos encendieron la llama de una Segunda Intifada.

En el contexto de años de negociaciones fallidas es la gota final para los desencantados y frustrados palestinos  que sólo ven concesiones por parte de los Acuerdos de Oslo.

Decides…

Quedarte en Aida durante la Segunda Intifada                                

Tratar de salir de Aida

Los años de la Intifada

Artículos de Middle East Monitor, MEMO

Israel lanza “La Operación Escudo Defensivo” el 29 de marzo de 2002 con la re-ocupación de la ciudad de Ramalah, seguida poco después por otras ciudades palestinas, con el más largo sitio en Belén que duró 40 días consecutivos. En Aida, las cosas son muy difíciles – el ejército impone largos periodos de toque de queda y el sonido de los tiroteos está por todas partes. Si dejas tu casa cuando está el toque de queda, te arriesgas a que te dispare un soldado en vigilia, lo que significa que ni siquiera puedes ir a las tiendas por pan para mantener a tu familia. El campamento militar con vista a tu casa se ha ampliado para quedarse con varias casas y negocios propiedad de palestinos. La Iglesia de la Natividad, un sitio importante para tu fe, ha sido puesta bajo sitio por más de un mes por las fuerzas israelíes, dejándola con marcas de balas. Algunos de tus vecinos están involucrados.

¿Las cosas pueden ponerse peor?

Dejar en Aida en la 2ª Intifada

Desafortunadamente las restricciones al movimiento y asuntos financieros no dejan que te vayas.

Llega El Muro

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

En 2003 comienza la construcción de un muro de cable y concreto de ocho metros de alto en el campo Aida. Israel ha sufrido una serie de ataques y sostienen que el muro está destinado a prevenir que sucedan.

La mayoría del muro ha sido construido a lo largo de la línea del Armisticio de 1949 – o Línea Verde – dentro de Cisjordania. También corta tus lazos con Jerusalén, una ciudad de gran significado para los cristianos. La entrada a la ciudad está sujeta a un sistema estricto de permisos lo que la deja fuera del alcance para la mayoría de los palestinos.

Muchos de los hombres en el campo, incluyendo tu marido, han sido obligados a trabajar en el mercado informal de la construcción, dentro del mercado de trabajo israelí, a través de los años. Estas nuevas restricciones al movimiento significan que deberán luchar para continuar encontrando trabajo y el mercado de trabajo palestino no puede absorberlos.

Esto eleva los índices de desempleo en el campo y tiene un impacto directo y rápido en las familias que ya están luchando por salir adelante. Tu esposo está en los finales de los sesenta pero sin una pensión con qué retirarse o un negocio familiar para mantenerse a flote en la vejez, ha tenido que seguir trabajando. Los empleadores israelíes, preocupados por los niveles de producción del trabajo, ya no están seguros de contratarlo para los duros trabajos de construcción, por su edad.

Decides…

Permitir que tu esposo siga trabajando                                              

No dejar que tu marido trabaje

Ambos deciden que debe seguir trabajando

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Un día tu esposo es arrestado cuando regresa a casa del trabajo en una obra en israel porque es un palestino de Cisjordania y no le es permitido entrar a israel. Desesperadamente tratas y encuentras dónde está detenido pero no puedes obtener información. Después de un par de días lo dejan salir.

En lugar de tratar de entrar ilegalmente a israel para trabajar, ambos deciden que es mejor para él dejar de trabajar en israel.

Decides…

No dejar que tu marido trabaje

Deciden que él debería dejar de trabajar

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Las más recientes barreras significan que su vida laboral casi seguramente se ha terminado y tu tendrás que encontrar la manera arreglártelas. Empiezas a aumentar el número de lecciones que les das a los hijos de tus vecinos que están luchando con el idioma árabe, mientras tu esposo va de puerta en puerta ofreciendo su trabajo para reparaciones ocasionales.

Recibes una llamada telefónica de tu nieto

Campanas de boda

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Hay una razón para celebrar; tu nieto Fareed va a casarse con una mujer de Jerusalén Este. Tristemente la boda será en su casa de Jerusalén Este y los portadores de documentos de identificación de Cisjordania, como tú, necesitan un permiso para entrar en Jerusalén. Para obtener el permiso, una persona necesita pasar por un procedimiento de revisión de seguridad israelí. Desde septiembre del 2000 estos permisos han sido más difíciles de obtener y pueden ser cancelados sin notificación alguna.

También te preocupa que la gran cantidad de normas y reglamentos que dificultarían una vida normal familiar, para una pareja de recién casados serían imposibles. Como residente permanente de Jerusalén, la que será esposa de tu nieto no tiene pasaporte, no puede viajar libremente por las fronteras israelíes y no puede votar en las elecciones nacionales israelíes. Para ella, quedarse en la ciudad depende de lo que se llama la “Política de Centro de Vida“.

En diciembre de 1995, sin previo aviso el Ministerio del Interior de israel decidió que la residencia permanente, a diferencia de la ciudadanía, iba a ser un asunto de realidad cotidiana. La política significa que para conservar la residencia debes comprobar continuamente que el centro de tu vida está en Jerusalén – todos los palestinos de Jerusalén Este que no han vivido ahí por siete años o más perdieron su derecho después de la decisión de 1995. Eso significa que su esposa no podrá vivir con él en Cisjordania sin temer que sus derechos de residencia sean revocados ya que su “centro de vida” no estará en Jerusalén.

Si se mueve a Cisjordania, lo que muchos de los habitantes de Jerusalén son obligados a hacer, como resultado de una crisis artificial de viviendas causada por regulaciones de planeación discriminatorias, tampoco tendrá automáticamente un documento de identificación palestina. Al mismo tiempo, tu nieto tampoco tendrá automáticamente el derecho de vivir con su esposa – la pareja puede solicitar la “reunificación familiar” cuando él tenga 35 años o más.

Si solicitan la reunificación familiar, que generalmente es un proceso que resulta en la ciudadanía o la residencia permanente para la esposa en otros países, sólo será elegible para recibir un permiso del ejército que tiene que ser renovado anualmente y limita todas sus acciones (los niños de 14 en adelante que solicitan la reunificación familiar reciben también sólo esto). El derecho de residencia no pasa automáticamente a sus hijos y su madre tendrá que probar que su centro de vida está en Jerusalén antes que su hijo sea registrado. Hasta que haga esto, sus hijos no tendrán el estatus de residencia oficial y quedarán fuera de ciertos beneficios sociales.

Hay cierta esperanza de cambio, Sharon anuncia su plan unilateral de retirada de Gaza, sorprendiendo a muchos. El Tribunal Supremo de israel ha ordenado también el desvío del muro para reducir las dificultades palestinas y la Corte Internacional de Justicia de La Haya ha dictaminado que el muro es ilegal, pidiendo que sea desmantelado.

Aplicas para el permiso de viajar a Jerusalén

Tratas de ir a la boda

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Hace ya semanas y todavía no sabes nada sobre el permiso de viaje a Jerusalén.

Sigues esperando por el permiso

Te la pierdes

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

El gran día de tu nieto ha llegado, pero tú todavía no tienes el permiso para viajar a Jerusalén.

Al fracasar en tu intento de ir a la boda, ahora tienes que esperar para ver las fotos de su gran día.

Mientras tanto, la Segunda Intifada continúa…

Arafat muere

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

A finales de 2004, después de ser eficazmente confinado dentro de sus instalaciones en Ramalah, por el ejército israelí, por más de dos años el líder Yasser Arafat enferma y muere después de caer en coma.

La trágica noticia se siente a lo largo de Palestina y las autoridades declaran 40 días de duelo.

Te preguntas, sin Arafat, ¿quién guiará a tu pueblo?

¿Paz?

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

En enero, Mahmoud Abbas gana, por aplastante triunfo, las elecciones presidenciales. Hace un llamamiento para el cese al fuego y promete terminar con la ocupación.

Parece estar funcionando – en cuestión de semanas líderes de las milicias, supuestamente, aceptan suspender los ataques a israel y éste aprueba un plan de liberar a cientos de palestinos encarcelados y retirar sus fuerzas de las ciudades de Cisjordania. Termina una cumbre en el centro turístico Sharm El-Sheik en Egipto entre Abbas y Ariel Sharon declarando una tregua .

Termina así la Segunda Intifada – 3,135 palestinos has sido asesinados por las fuerzas de seguridad en Cisjordania y Gaza incluyendo a 627 menores de 18 años.

Hay muchas más restricciones en tu vida diaria, más que antes – la Segunda Intifada trajo consigo el muro, mayores revisiones de seguridad y mayores restricciones de movilidad.

Tu teléfono suena…

Tu hija llama

Artículo Middle East Monitor, MEMO

Recibes una llamada de Mona para decirte que tu nieta, Amira, está en el hospital después de que un colono israelí de un asentamiento cercano la atacó cuando regresaba de la escuela a su casa.

Mona vive en la ciudad Cisjordana, Hebrón. Después de la masacre perpetrada en contra palestinos por un colono israelí, la ciudad se dividió en 1997 en H1 [1], administrado por la Autoridad Palestina, y H2 la cual cae bajo el control del ejército israelí. A continuación siguieron severas restricciones y una serie de castigos colectivos, convirtiendo a los animados mercados y a la vida vecinal en calles desiertas y patrulladas por soldados.

De acuerdo con el grupo de derechos humanos israelí B’Tselem, más de 400 tiendas estaban cerradas por órdenes militares israelíes para diciembre de 2006, y otras 1,829 fueron forzados a cerrar debido a las constantes clausuras y los extendidos puestos de control. La calle Shuhada, antes la principal vía pública estaba cerrada a los palestinos y se convirtió en tierra de nadie entre los palestinos y los judíos.

Principalmente  los colonos ideológicos ocupan casas y áreas en la ciudad y frecuentemente son violentos con sus vecinos palestinos – al área del mercado tiene que ponérsele una red ya que los colonos que ocupan las casas de arriba con frecuencia lanzan basura y objetos grandes a los dueños de tiendas palestinos. Algunos dicen que aquí es donde el apartheid es más notorio.

Viajas al hospital – que toma mucho más tiempo como resultado de varios puestos de control – y ves que las lesiones físicas sufridas por tu nieta son mínimas pero también puedes ver que el incidente la ha dejado conmocionada.

[1] H por Hebrón

Decides…

Invitarla a vivir contigo                                                            

Rezar y dejar el hospital

La invitas a vivir contigo

Artículo Middle East Monitor, MEMO

La imagen de abajo muestra el campo de Aida, que está ubicado entre los municipios de Belén, Beit Jala y Jerusalén. Está parcialmente rodeado por el muro del apartheid y cerca de Har Homa y Gilo, dos asentamientos israelíes. Hay presencia militar constante debido a la proximidad del campo a los puestos de control entre Jerusalén y Belén y a las incursiones regulares de las fuerzas de defensa israelíes.

Amira va a vivir contigo para que siga adelante después del ataque – ha tenido pesadillas y moja la cama desde que sucedió. El campo de refugiados de Aida no es un lugar seguro por decir lo menos, pero es un cambio de escenario para ella. Su hermano mayor, Isa, también la acompaña.

Como cualquier hermano cariñoso, Isa está increíblemente enojado por el ataque y se une a un pequeño grupo de jóvenes que van al puesto de control militar más cercano para lanzar piedras a los jeeps del ejército israelí. Le adviertes que no lo haga, pero es difícil vigilarlo ya que seguido falta a la escuela sin que lo sepas.

Una tarde los soldados israelíes vienen a tu casa exigiendo saber dónde está tu nieto, después de un incidente en el cual el coche de un colono chocó con otro coche como resultado de una piedra lanzada.

Decides…

Llevar a Isa al centro de interrogatorio                                

Esconder a Isa de las fuerzas de ocupación

Notas y Fuentes: Información de B’Tselem – El Centro de Información Israelí en Derechos Humanos en los Territorios Ocupados

Amira sana físicamente

Artículos Middle East Monitor, MEMO

Aunque sus heridas han sanado ahora, Amira se rehúsa a ir a la escuela. Está aterrada de que el colono regrese y la vuelva a atacarla una vez más. También empieza a mojar la cama y sufre de pesadillas.

Decides que necesita un cambio de escenario y llevas a Amira y a su hermano mayor, Isa, a vivir contigo.

Los invitas a vivir contigo

Lo llevas al centro de interrogatorio

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Sabes que lo encontrarán fácilmente así que lo llevas a un centro de interrogatorio cercano, como te indicaron.

Los soldados lo internan para interrogarlo. Ni tú ni sus padres tienen permitido estar en la habitación, a pesar del hecho de que sólo tiene 15 años. Al abogado de Isa tampoco se le permite estar presente.

Lanzar piedras es el cargo más común contra los menores y para niños de más de 14 años puede llevar a una sentencia máxima de 20 años. Mientras la fiscalía raramente busca sentencias más largas, hay una tasa de condenas de cerca del 100% de niños acusados del crimen.

Desde el año 2000 más de 8,000 niños palestinos han sido detenidos, arrestados y procesados en tribunales militares israelíes, con responsabilidad criminal fijada  a la temprana edad de 12 años, aunque niños aún más jóvenes han sido detenidos, incluyendo a un niño de cinco años que fue detenido brevemente por arrojar una piedra.

Mientras que los niños palestinos enfrentan un duro sistema judicial, para los niños israelíes que viven en el mismo territorio hay una sistema legal dual. Un niño palestino de Cisjordania puede ser detenido por cuatro días antes de ver a un juez militar mientras que un niño colono israelí que vive en el mismo territorio, sólo tendrá que esperar 24 horas antes de ver a un juez civil. El niño palestino de Cisjordania que también puede ser retenido por 88 días antes de ver a un abogado, tiene 67% menos oportunidad de que se le otorgue fianza, y es elegible para prisión dos años antes.

Pasa una semana desde que las autoridades israelíes lo internaron

Notas y Fuentes: Infografía de 972 Magazine. Información de Middle East Monitor, 972 Magazin y La Defensa Internacional para Niños – Palestina

Escondes a Isa de las autoridades israelíes

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

A pesar de tus mejores intentos, los israelíes lo encuentran de forma relativamente rápida – tienen ojos y oídos en todas partes. Es un arresto violento, con soldados armados asaltando la casa en la oscuridad de la noche. La casa queda destrozada.

Los soldados se llevan a Isa para interrogarlo. Ni tú ni sus padres tienen permitido estar en la habitación, a pesar del hecho de que sólo tiene 15 años. Al abogado de Isa tampoco se le permite estar presente.

Lanzar piedras es el cargo más común contra los menores y para niños de más de 14 años puede llevar a una sentencia máxima de 20 años. Mientras la fiscalía raramente busca sentencias más largas, hay una tasa de condenas de cerca del 100% de niños acusados del crimen.

Desde el año 2000 más de 8,000 niños palestinos han sido detenidos, arrestados y procesados en tribunales militares israelíes, con responsabilidad criminal fijada  a la temprana edad de 12 años, aunque niños aún más jóvenes han sido detenidos, incluyendo a un niño de cinco años que fue detenido brevemente por arrojar una piedra.

Mientras que los niños palestinos enfrentan un duro sistema judicial, para los niños israelíes que viven en el mismo territorio hay una sistema legal dual. Un niño palestino de Cisjordania puede ser detenido por cuatro días antes de ver a un juez militar mientras que un niño colono israelí que vive en el mismo territorio, sólo tendrá que esperar 24 horas antes de ver a un juez civil. El niño palestino de Cisjordania que también puede ser retenido por 88 días antes de ver a un abogado, tiene 67% menos oportunidad de que se le otorgue fianza, y es elegible para prisión dos años antes.

Pasa una semana desde que las autoridades israelíes lo internaron

Ha pasado una semana desde la detención de Isa

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Han mantenido a Isa en confinamiento solitario por una semana. Su detención se extiende por otra semana y lo llevan a la prisión de Megido en israel lo que lo hace todavía más difícil en cuanto a visitas – tu familia tiene documento de identificación de Cisjordania y esto no te permite entrar a israel donde él está retenido.

Sin embargo, ayer tu hija Mona y su marido consiguieron hablar con Isa por teléfono. Dijo que pasó los primeros tres días sin comida y ni agua. No le está permitido ir al baño, ni tampoco quedarse dormido. Y además fue golpeado por los soldados, quienes también amenazaron con arrestar a su madre, Mona a menos de que firmara una confesión.

Rezas para que Dios proteja a tu nieto en prisión.

Prisión de Megido. MEMO

 

Pasa un mes

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Has oído que Isa confesó el crimen. Al parecer, ha afirmado que se vio obligado a firmar documentos a pesar de que no sabía lo que contenían después de muchos días de privación del sueño. Tu supones que eso es una confesión.

Tienes que seguir con la vida y trabajas duro para asegurarte de poder mantener a tu nieta Amira y ayudar a tu hija para pagar el abogado de Isa. Tu marido no se puede arriesgar a trabajar ilegalmente en israel otra vez después del arresto y tú luchas para mantenerte a flote.

Afuera, las tensiones continúan en efervescencia y no sólo entre palestinos e israel. Una poderosa lucha interna en Palestina alcanza su pico cuando Hamas gana la elección parlamentaria. Palestina se separa entre Fatah y Hamas y parece que no sólo es israel quien obstaculiza el sueño de una Palestina unida. Después de que el ejército de Hamas se hace cargo de la Franja de Gaza, israel y Egipto imponen un bloqueo en todos los cruces de entrada y salida de la Franja de Gaza tanto para personas como para bienes – esto ha tenido serias consecuencias para tu hermana que huyó a Gaza.

En medio de este pesimismo, recibes noticias que te emocionan – a tu nieto le han dado fecha en el tribunal.

Esperas que recibirá un juicio justo y será liberado 

Asistes a la audiencia de la corte

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Viajas al tribunal militar de Salem en la ciudad de Jenin en Cisjordania, para una audiencia relacionada con el caso de Isa. Pasas por un proceso desmoralizante de chequeos de seguridad durante los cuales eres tratada pésimamente. Entonces haces fila en el calor sofocante (la sala de espera está afuera) esperando que un soldado diga el nombre de la familia.

Las horas pasan y no escuchas nada. Le preguntas a un soldado pero sólo se encoge de hombros con desdén. Al final del día, aún no has oído nada. Entonces te enteras que decidieron retrasar la audiencia hasta mañana.

Haces nuevamente el largo viaje al día siguiente y pasas por el mismo proceso. Esta vez dicen el nombre de tu familia y te dejan pasar a una sala de audiencias muy austera.

Es la primera vez que has podido ver a tu nieto. Sus piernas tienen grilletes y viste la ropa naranja de prisioneros. Se ve asustado. Toda la audiencia  es en hebreo, el traductor no traduce realmente, así que tu sólo lo miras fijamente. No tienes permitido hablarle o tocarlo.

Al final le preguntas a tu abogado qué ha pasado y te dice que habrá otra audiencia en un par de meses.

Con gran tristeza regresas a casa a tu hija y a tu nieta

Seis meses han pasado

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Pasa lo mismo la próxima vez que vas al tribunal. Ha pasado casi un año desde que arrestaron a tu Isa.

Mientras tanto tu otro nieto, Fareed, que se mudó a Jerusalén Este tiene también noticias preocupantes – le acaban de dar la orden de demolición de su casa.

Su familia vive en el vecindario palestino de Silwan. Silwan es donde se encuentra la “Ciudad de David”, una tentadora atracción arqueológica para turistas y peregrinos cada año. Aquí los residentes enfrentan la severa realidad del proyecto de “judeización” de israel. Han estado luchando un batalla perdida de larga duración contra del proyecto para deshacerse de la población palestina en Jerusalén.

De acuerdo al Centro de Información Wadi Hilweh, el 65% de los propietarios de casas en Silwan tiene órdenes de demolición, con la falta de permisos de construcción principalmente mencionada como justificación, sin embargo, 20 de dichos permisos se han emitido desde 1967 y el permiso para construir pisos adicionales tiene que pasar por 11 ministerios israelíes.

Los grupos de colonos se las han arreglado para apropiarse de tierras y propiedades palestinas por leyes injustas y a veces usando documentos falsos o falsificados (por ejemplo – una casa en Wadi Hilweh, Jerusalén Este, fue vendida a los colonos, entre otras cosas, basándose en documentos firmados póstumamente por el dueño de la propiedad), por intermediarios – o simplemente palestinos desesperados que necesitan el dinero.

A Fareed y a su esposa les han dado una opción – pagar 50,000 shekels (aproximadamente £9,200) de multa al municipio de Jerusalén por sus “servicios” de demolición o demoler la casa ellos mismos.

Encontrar la manera de ayudarlos con el gasto

No puedes ayudarlos

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Un juez israelí les ha ordenado a Fareed y a su esposa pagar una gran multa porque su casa ha sido construida sin un permiso (los permisos son casi imposibles de obtener). Entonces aplican para un permiso que evite una orden de demolición, pero el permiso es denegado. El caso va a la corte y se les da dos meses para demoler su casa. Después perdieron una apelación subsecuente en contra de la orden.

Les va a costar considerablemente menos demoler su casa que pagar la tarifa de las autoridades israelíes. Tienen que pensar acerca de cómo sobrevivirán después de que su casa se haya ido así que contratan una excavadora para destruir la casa. Les toma una semana lograrlo.

La joven pareja decide dejar Jerusalén Este. Es demasiado estrés. Esto se debe a la constante preocupación sobre la habilidad de tu nieto de permanecer en la zona y la necesidad de probar que su “centro de vida” está en Jerusalén; es agotador – el ministerio puede ser especialmente cruel cuando se trata de los controles, con investigaciones improvisadas que pueden incluir a inspectores revisando el guardarropa de la familia y decidiendo si hay suficientes ropa en él o abrir el refrigerador y evaluar su contenido.

Notas y Fuentes: Información de Alhaq.org

Decides…

Invitarlos para que vengan a vivir contigo      

Animarlos para que se muden con un familiar

Decides invitarlos a vivir contigo

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Las cosas están ajustadas y después de poco tiempo, se decide que deberán irse a vivir con familiares en otra parte de Cisjordania.

Los alientas a mudarse con familiares.

Se mudan con un familiar

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Se van a vivir con familiares a Ramalah hasta que vuelvan a ponerse en pie. Tristemente, dejar Jerusalén significa que tu nieta política arriesga que le revoquen su residencia permanente (desde 1967, esto ha pasado a más de 14,000 palestinos en Jerusalén del Este).

Obtener la ciudadanía o la residencia permanente en otro país, a pesar de no ser considerado ciudadano de ningún estado, también puede resultar en revocación de su estatus. Pasar mucho tiempo fuera también puede llevar a lo mismo. Aquellos a los que han revocado su estatus y desean permanecer ahí enfrentan una vida en la clandestinidad sin posibilidad de registrarse para la universidad, aplicar para un trabajo, ser elegible para asistencia médica o para abrir una cuenta de banco.

Notas y Fuente: Información de Middle East Monitor

Ya es el momento del veredicto de tu otro nieto

 

Anuncios