No puedes ayudarlos

Artículo de Middle East Monitor, MEMO

Un juez israelí les ha ordenado a Fareed y a su esposa pagar una gran multa porque su casa ha sido construida sin un permiso (los permisos son casi imposibles de obtener). Entonces aplican para un permiso que evite una orden de demolición, pero el permiso es denegado. El caso va a la corte y se les da dos meses para demoler su casa. Después perdieron una apelación subsecuente en contra de la orden.

Les va a costar considerablemente menos demoler su casa que pagar la tarifa de las autoridades israelíes. Tienen que pensar acerca de cómo sobrevivirán después de que su casa se haya ido así que contratan una excavadora para destruir la casa. Les toma una semana lograrlo.

La joven pareja decide dejar Jerusalén Este. Es demasiado estrés. Esto se debe a la constante preocupación sobre la habilidad de tu nieto de permanecer en la zona y la necesidad de probar que su “centro de vida” está en Jerusalén; es agotador – el ministerio puede ser especialmente cruel cuando se trata de los controles, con investigaciones improvisadas que pueden incluir a inspectores revisando el guardarropa de la familia y decidiendo si hay suficientes ropa en él o abrir el refrigerador y evaluar su contenido.

Notas y Fuentes: Información de Alhaq.org

Decides…

Invitarlos para que vengan a vivir contigo       Animarlos para que se muden con un familiar

Anuncios