Seis meses han pasado

Artículo de Middele East Monitor, MEMO

Pasa lo mismo la próxima vez que vas al tribunal. Ha pasado casi un año desde que arrestaron a tu Isa.

Mientras tanto tu otro nieto, Fareed, que se mudó a Jerusalén Este tiene también noticias preocupantes – le acaban de dar la orden de demolición de su casa.

Su familia vive en el vecindario palestino de Silwan. Silwan es donde se encuentra la “Ciudad de David”, una tentadora atracción arqueológica para turistas y peregrinos cada año. Aquí los residentes enfrentan la severa realidad del proyecto de “judeización” de israel. Han estado luchando un batalla perdida de larga duración contra del proyecto para deshacerse de la población palestina en Jerusalén.

De acuerdo al Centro de Información Wadi Hilweh, el 65% de los propietarios de casas en Silwan tiene órdenes de demolición, con la falta de permisos de construcción principalmente mencionada como justificación, sin embargo, 20 de dichos permisos se han emitido desde 1967 y el permiso para construir pisos adicionales tiene que pasar por 11 ministerios israelíes.

Los grupos de colonos se las han arreglado para apropiarse de tierras y propiedades palestinas por leyes injustas y a veces usando documentos falsos o falsificados (por ejemplo – una casa en Wadi Hilweh, Jerusalén Este, fue vendida a los colonos, entre otras cosas, basándose en documentos firmados póstumamente por el dueño de la propiedad), por intermediarios – o simplemente palestinos desesperados que necesitan el dinero.

A Fareed y a su esposa les han dado una opción – pagar 50,000 shekels (aproximadamente £9,200) de multa al municipio de Jerusalén por sus “servicios” de demolición o demoler la casa ellos mismos.

Encontrar la manera de ayudarlos con el gasto

Casas demolidas

Anuncios