Posts etiquetados ‘Fondo nacional Judío’

Artículo original en Institute for Middle East Understanding                 Trad. Pamagal

Screen Shot 2016-05-14 at 22.21.19

Fotografía tomada del sitio del IMEU (Institute for Middle East Understanding)

Plan Dalet

“Trasladar” en el pensamiento sionista

Desde el principio del sionismo moderno político, sus defensores han luchado con el problema de crear un estado mayoritariamente judío en una parte del mundo donde la mayoría aplastante de la población eran los árabes palestinos. Para muchos, la solución fue conocida como “traslado”, un eufemismo para limpieza étnica.

Desde 1895, el padre del sionismo político moderno, Teodoro Herzl, escribió “Daremos ánimo a la población indigente a lo largo de la frontera consiguiéndoles trabajo en los países de tránsito, mientras les negamos cualquier empleo en nuestro propio país…la expropiación y el traslado de los pobres debe llevarse a cabo discreta y prudentemente.” (más…)

Cómo el dinero silencia las críticas a israel

Nota en inglés  Consortiumnews.com

La interminable persecución de palestinos por Israel está abriendo un abismo entre el público a nivel internacional, en el que está creciendo el disgusto por el comportamiento israelí, y las élites occidentales quienes se alejan de la crítica porque temen por sus carreras o por su dependencia financiera.

Por Lawrence Davidson                                                                          Trad. Pamagal

Debido al racismo brutal y a los ataques reiterados a civiles palestinos, Israel está perdiendo apoyo popular a nivel internacional. Mientras esto sucede, los sionistas parecen intensificar su presión en las élites sociales y políticas, particularmente en los EU y otros estados occidentales, para mantener políticas que apoyen y protegan el comportamiento criminal de Israel.

Su vehículo para lograr este objetivo siempre han sido presentes económicos y donaciones a individuos e instituciones de la élite. Estos regalos y donaciones ayudan, por decir, a que las cosas marchen sobre ruedas en los sistemas de poder a través de los cuales la élite opera, y crea una dependencia económica, entre otros, de los donadores sionistas. También crea una obligación de responder a las necesidades de estos donantes. El resultado es una creciente desconexión entre la evolución de las actitudes populares hacia Israel con las posiciones estáticas mantenida y las acciones tomadas por las élites.

Los líderes sionistas americanos están conscientes de esta brecha y la toman en serio. Pero tienen el problema de que en el debate público y en la presentación de evidencia ya no pueden ganar su argumento porque los sionistas ya no tienen el monopolio de la versión de cómo Israel llegó a ser y Palestina llegó a no ser. Y sin ese monopolio los orígenes imperialistas y la naturaleza racista en curso de Israel no pueden ser ya ocultadas.

Una parte del muro de la separación construida por el gobierno israelí que se proyecta en Bethlehem para cercar la tumba de Raquel dentro de la zona israelí. Muchas partes del muro que tiene grafiti y arte por los palestinos y sus visitantes (crédito foto: Ted Lieverman)

Una parte del muro de la separación construida por el gobierno israelí que se proyecta en Bethlehem para cercar la tumba de Raquel dentro de la zona israelí. Muchas partes del muro tienen grafiti y arte de palestinos y sus visitantes. (crédito foto: Ted Lieverman)

Chantaje del donador

Si no puedes ganar en el debate, ¿cómo combates la creciente sospecha popular de las acciones israelíes y sionistas? Lo haces presionando a la élite de líderes dependientes de las donaciones a instituciones, como universidades y colegios, para suprimir y castigar a aquellos que critican a Israel.

Esta acción, si se lleva a cabo en instituciones públicas en EU, sería una violación de la Primera Enmienda de la constitución, lo que no molesta en absoluto a los sionistas. Su estándar de derechos es aquella practicada en el ambiente discriminatorio de Israel y no el ideal establecido en la constitución de Estados Unidos.

Un buen ejemplo de los sionistas americanos exhortando sutilmente, lo que es una violación del principio constitucional de la libre expresión, puede verse en una carta enviada por la Liga Anti-Difamación, ADL[1], organización sionista beligerante, a los administradores de más alto nivel en varias universidades y colegios, incluyendo instituciones estatales de educación superior.

La carta pretende ofrecer “información y recomendaciones acerca de cómo responder a los conflictos que puedan surgir en el campus debido al reciente conflicto en Gaza.” Continúa acusando a los críticos de Israel de “diálogo fastidioso … rehusando a trabajar con los grupos estudiantiles judíos pro israelíes” y presionando a las instituciones educativas para que “participen en actividades de Boicot, Desinversión y Sanciones.” La carta continúa advirtiendo que el 23 de septiembre será un día de “acción en los campus de los colegios” por esos grupos críticos de Israel como el Americanos Musulmanes por Palestina.

Es interesante el que la carta trata de pagar con la misma moneda a los grupos palestinos al etiquetarlos como los que buscan limitar la libertad de palabra al abogar por el boicot en Israel. Por un lado, esta es una mala interpretación de las reglas tácticas del boicot (que tiene como objetivo principal a instituciones israelíes más que a individuos) y, por el otro, no menciona que Israel es un país que sistemáticamente socava los derechos civiles de los palestinos.

La carta de ADL también ignora el hecho de que las organizaciones sionistas en los campus de EU (Hillel, por ejemplo) tratan vigorosamente de suprimir el diálogo y el debate cuando se trata de Israel. La carta continúa acusando a aquellos que están en contra de Israel por ” intentar acosar e intimidar a judíos y a otros estudiantes.”

Han habido pocas ocasiones en que se ha presentado este comportamiento por ambas partes de lo que es, después de todo, un asunto muy intenso. Sin embargo, cuando se trata de hacer un modelo de la represión de derechos, debe hacerse notar que Israel ha convertido el acoso y el castigo a palestinos y a sus pocos partidarios judío-israelíes en un gran arte.

La carta de la ADL concluye con una invitación que busca fortalecer la dependencia de la élite académico-administrativa con esta altamente tendenciosa organización sionista. Declara, “Como una de las principales organizaciones del país en derechos civiles, ADL tiene décadas de experiencia ayudando a administradores y a estudiantes en campus para responder a la intolerancia y al conflicto entre grupos. Estaremos encantados de discutir los retos que muchos campus enfrentan hoy en día y ayudar en sus esfuerzos para asegurar que su campus se mantenga como un lugar donde todos los puntos de vista puedan ser discutidos.” Así le dijo la araña a la mosca.

ADL pudo haber sido una de las “principales organizaciones en derechos civiles” en 1913, cuando fue fundada, pero poco después de 1967 se fue por el camino de la mayoría de las organizaciones judío americanas al convertirse en un portavoz no-crítico de la defensa de israel. Con este fin ha confundido la oposición a Israel y su comportamiento con antisemitismo y, al hacerlo, ha perdido cualquier capacidad para conocer objetivamente qué significa derechos civiles dentro del contexto de la lucha palestino-israelí.

Consecuencias trágicas

Así que, ¿por qué una académica con un alto puesto administrativo como la rectora Linda Katehi de la Universidad de California, Davis, acepta esta misiva de ADL y la distribuye a todos sus vicerectores, a los decanos y, significativamente, al jefe del departamento de policía de UC Davis? Porque, a diferencia de su estudiantado, que está desarrollando una visión precisa y crítica de Israel, ella está atorada en el mundo de la élite dominada por donantes e ideologías que siempre han sido pro-Israel. En otras palabras, su mundo permanece estático mientras el mundo fuera de su camarilla está cambiando.

Es porque la vulnerabilidad crónica de las élites administrativas de la educación superior al chantaje de los donantes, que seguimos atestiguando el trágico e injusto tratamiento a investigadores y maestros que han tomado una postura pública en contra de israel. Una editorial en Los Ángeles Times describe las consecuencias institucionales negativas:

“Para cualquier universidad, pero especialmente una institución pública … la transgresión de la presión del donante en la administración es un indicador de la destrucción de la libertad académica. Donantes adinerados tienen la capacidad de meterse y ejercer una fuerte influencia porque las fuentes de financiamiento públicas, como la legislatura estatal, han retirado sistemáticamente el apoyo para las universidades públicas. Tienen raras veces interés en el estudio académico independiente y objetivo; están interesados en el avance de sus propias nociones de cómo funciona el mundo o debería funcionar – en ideología, no ideas.”

El chantaje del donante es el último frente para los sionistas mientras continúan sufriendo derrotas en la batalla por la opinión pública. Desafortunadamente, sus actividades en este frente han resultado en la erosión de la libertad académica y la ruina de docenas de carreras.

Como ha señalado Stephen Lendman, los sionistas americanos han tomado colectivamente el papel de un moderno Joe McCarthy ahora tratando de eliminar en la educación superior a los críticos de Israel. De este modo se unen a la clasificación de otros grupos de presión dudosos como aquellos que purgaron la enseñanza de la evolución de los salones de clase y censuraron libros en nuestras bibliotecas.

Y, en el caso de los operadores en ADL, avanzan en este proceso de corrupción mientras proclaman que son “la principal organización en derechos civiles.”

Lawrence Davidson es un profesor de historia en la University West Chester en Pensilvania. Es autor de Política exterior, inc.: Privatizando el interés nacional americano;  La Palestina de América: Percepción popular y oficial de Balfour al estado israelí y Fundamentalistas islámicos.

[1] Acrónimo en inglés Anti-Defamation League.

 

Una corta historia de la impunidad israelí (parte dos de tres)
El Estado paria

por Evan Jones                                                                                                trad. Pamagal

Evan Jones un economista político jubilado de la Universidad de Sidney.

Artículo original en inglés: http://rantosaurus2.wordpress.com/2014/08/03/history-of-israeli-impunity/ 

 Apartheid israelí

¿Es o no es? En relación con los Territorios Ocupados, la respuesta es obvia. Dirigirse hacia donde los sofistas temen ir, Davis va al meollo del asunto detrás de la “Línea Verde1” (p.36ff; 825ff.): El racismo no es apartheid y el apartheid no es racismo. El Apartheid es un sistema político donde el racismo está regulado en la ley a través de las leyes del Parlamento… En un estado de apartheid el estado impone el racismo a través del sistema legal, tipifica como delito las expresiones de preocupación humanitaria y obliga a la ciudadanía a través del Parlamento para tomar decisiones racistas y para que ajusten su comportamiento racista…

El apartheid en Israel es una realidad legal dominante que determina la calidad de la vida cotidiana y que apuntala las condiciones de vida para todos los habitantes del estado de Israel… (más…)

por Rania Khalek y Adriana Maestas

Esta información fue dada a conocer por The Electronic Intifada @intifada en la dirección  http://electronicintifada.net/content/how-israel-lobby-courting-us-latinos/13207

Los asuntos más importantes para los votantes de Estados Unidos son la inmigración, la economía, la salud y la educación. Es raro que asuntos concernientes a Medio Oriente logren impactar en las votaciones de los latinos a excepción de las guerras en Irak y Afganistán.

Así que,  ¿por qué  grupos pro israelíes gastan cada vez mayores recursos cortejando a funcionarios latinos electos, líderes comunitarios y estudiantes? (más…)

El siguiente artículo es parte de una publicación escrita, compilada y preparada por Sonja Karkar del movimiento “Australianos por Palestina”, publicado en octubre de 2010. Está disponible en inglés en http://www.australiansforpalestine.net

Fondo Nacional judío (JNF por sus siglas en inglés: jewish nacional fund)

El fondo nacional judío (JNF) es una de las más prominentes empresas de colonización sionista. Ilegalmente expropió la mayoría de la tierra de 372 pueblos palestinos por las fuerzas sionistas en 1948 en donde se aplicó la limpieza étnica. Más de la mitad de los refugiados palestinos registrados en Naciones Unidas son los dueños de estas tierras. En muchos casos, el JNF participó activamente en la destrucción física de los pueblos, evacuando a sus habitantes y plantando parques en su lugar. (más…)