Checkpoint (una realidad desgarradora)

por Maureen Clare Murphy

Filmado de 2001 a 2003 este documental expone la subyugación de que son objeto los palestinos en los retenes israelíes. No gasta tiempo discutiendo el contexto histórico del conflicto, en lugar de esto, la intención es mostrar a los espectadores, sin mucha intromisión de la voz del productor del filme Yoav Shamir, la dinámica de poder en los retenes que asfixian la infraestructura de la sociedd palestina.

Los soldados israelíes hacen imposibles las actividades más sencillas, como está documentado en el filme, negando la circulación a los palestinos sólo porque pueden hacerlo. Hombres, mujeres y niños palestinos, sanos, frágiles, viejos y jóvenes, son forzados a esperar en gélidas tormentas, en nieve, y en calor abrasador para ir a hospitales, escuelas, funerales, trabajos y a sus casas.

Como el filme se centra sólo en un aspecto del conflicto, los retenes militares, todos los horrores de la ocupación militar israelí, como la violencia que con frecuencia llega a las noticias, no son aparentes de inmediato. Pero demuestra vívidamente la banalidad de la ocupación, la espera, la frustración, la lucha de voluntades entre la población palestina y los jóvenes israelíes que prácticamente acaban de salir de la secundaria y que son los que controlan los retenes, los únicos israelíes que los palestinos conocerán.

Un chofer palestino, molesto pero paciente, trata de conducir su camión a través del retén en la entrada del sur de Jenin. Intenta negociar con los israelíes que le dicen que hay toque de queda en Jenin porque “ustedes están causando problemas.” Los hombres le dicen al chofer que puede dormir en su camión esa noche.

Cerca de Hebron, un árabe israelí trata de regresar a través del retén en el que se encontraba media hora antes y en donde le dijeron que podría hacerlo, pero sin razón aparente los israelíes cambiaron de parecer. Como respuesta al israelí que le dice, “sólo soy un soldado en el retén”, el joven reclama “Está bien, pero no es justo… si estuvieras en mi lugar, qué harías?

Después de que el hombre finalmente se va, el soldado le dice a la cámara, “Trata de hacerme ver bien, no como el tipo malo”. El cineasta le dice, “Cómo podría hacerlo?”, y el soldado responde “Culpa a mis superiores.”

La policía israelí de la frontera con Bethlehem se jacta de que “quebrantan” a los palestinos al humillarlos en los retenes. Para aclarar cualquier confusión, uno de los oficiales dice, “Qué quiero decir con “quebrantar?” Quiero decir hacerlos sufrir…Deja que el mundo entero lo sepa. Esta es la policía fronteriza de Bethlehem”. El oficial pronto se distrae por una atractiva joven palestina de 15 años que va por el camino, a quien acosa a pesar de sus amables esfuerzos para demostrar que no está interesada.

Tal vez sintiéndose seguro debido a que hay una filmación en ese momento, un joven en un retén cerca de Nablus discute acaloradamente con un soldado quién rápidamente lo detiene (uno se pregunta qué hará el soldado cuando no hay cámaras cerca). En la misma escena, un viejo tembloroso sostiene, frente a los soldados, una bolsa y explica en inglés con voz entrecortada, “Comida para mi esposa para la Navidad, mañana. Carne para mi familia”, y empieza a destrozarla cuando los soldados le niegan la entrada a pesar de su declaración de amistad a los jóvenes israelíes.

La audiencia experimenta junto con los palestinos en los retenes la rabia que se desborda por dentro cuando un hastiado israelí, armado hasta los dientes, no deja que una madre palestina acompañe a su lloroso hijo en edad escolar a través del retén en Khan Younis. A los espectadores se les pone la carne de gallina miuentras un palestino tiembla de frío y restrega sus manos para generar calor durante una tormenta invernal en un retén cerca de Nablus.

Celebramos la pequeña victoria que alcanzan los palestinos cuando arrasan un retén en Ramallah, guiados por una mujer palestina de mediana edad que les grita a los israelíes que pueden disparale si quieren, sin intimidarse por los disparos al aire como señal de advertencia. Un soldado le grita “voy a romperte los huesos” y un palestino responde “es esta la libertad que ustedes nos prometieron?”

Es claro en el documental que los israelíes tienen la sartén por el mango en este conflicto. Ver a israelíes de 19 años decidir cuándo, dónde y cómo deben los palestinos hacer sus actividades diarias, cuasa que americanos e israelíes critiquen el liderazgo palestino por “no hacer más” por los palestinos. Ver que niños palestinos tienen que dejar vacío un camión escolar a punta de pistola de soldados israelíes no provoca mucho asombro si algunos de ellos se convierten, de mayores, en conmbatientes. Los niños se ven saludables y haciendo tonterías debido a la cámara, pero a qué tanto pueden llegar si pasan tanques en su camino a la escuela y ven a sus padres ser humillados en los retenes antes de que traten de arrancar su dignidad y autodeterminación de manos de sus invasores?

En una conclusión no particularmente optimista pero sí patética, un grupo de hombres jóvenes palestinos sentados en la oscuridad cerca del retén, con una lluvia torrencial y truenos. Uno de los hombres protesta que ha estado ahí sentado por diez horas, y cuando pregunta cuándo podrá cruzar, el soldado israelí le dice “pronto”. Mientras habla con sus compañeros, que también esperan en el retén, la pantalla se vuelve negra y los créditos empiezan a pasar, en tanto el hombre continúa hablando en árabe.El final no podía ser más acertado, los palestinos han estado esperando que se les haga justicia por décadas, y todo lo que han escuchado del resto del mundo es “pronto”.

traducido por Pamagal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s